nocopias

martes, 29 de diciembre de 2015

Maestro Djwal Khul: “Les ayudaré a liberarse cerrando ciclos” a través de Solange Marín 29Dec 2015






 Amadas luces estelares del Universo, hijos del Padre/Madre Creador, adorados Seres humanos, los saludo con el amor del que comprende que este es el único estado posible del Espíritu.
Yo Soy Djwal Khul, los abrazo en mi Luz que es la de ustedes y UNA con el amado Creador UNO. Como una conciencia única, ya unificada con ustedes y con la Fuente vengo a entregarles un mensaje de esperanza y de auxilio.
Los últimos tiempos no han sido sencillos de vivir por ninguno de ustedes, para unos más cuesta arriba que para otros, pero amados, crean cuando les digo que cada una de esas pruebas han sido parte de su aprendizaje y de su crecimiento espiritual. Cuanto más despertar espiritual hay, cuanta más conciencia, mayor es la Luz y así más grandes los retos, porque al fin y al cabo todo lo que pasan son retos.
Unos, decididos antes de encarnar -por ustedes mismos- otros, pruebas que sus almas han considerado necesarias para completar el aprendizaje de aspectos que no habían sido considerados y que son oportunas para aprovechar, por decirlo de algún modo, esta existencia que les ha sido concedida en este tiempo en el aquí y ahora.
Entonces viendo todas estas consideraciones que les he hecho, ¿no creen que es buen momento para agradecer por ellas? Es el momento mis amados, porque cuando se cierran ciclos se toma el aprendizaje, se limpian las heridas, se sana y se continúa con nuevos retos ¿no creen? Ah! pero están acostumbrados a continuar metiendo en el saco personal todo lo que no les produjo alegrías y van cargándose más y más, para llegar al final de sus vidas con un equipaje tan pesado que no les permite avanzar y se anclan con él en algún sitio en lugar de ir abandonando poco a poco lo que no les es útil ya.
Pero ahí viene otro punto que considero importante ese “abandonar”, aprender y continuar. Es necesario que lo hagan progresivamente ¿y por qué no aprovechar cada fin de ciclo para liberarse?
Pues, eso es lo que vengo a proponerles, porque con la asistencia de la Junta Kármica les ayudaremos a liberarse de estos procesos ya aprendidos, si es que desean hacerlo.
Llorar por los que ya han partido no tiene sentido alguno, más bien dedíquenles pensamientos alegres de su estancia en la Tierra y de los momentos agradables que compartieron, y hagan envíos de luz blanca para ayudarlos a ascender.
Estos dolores eternos que no son superados también llegan a ser una carga dolorosa y muy pesada de llevar emocionalmente. Ustedes mismos no desean ser recordados con lágrimas ni dolor ¿no es cierto? Pues entonces regalen alegría y liberación a los que ya cumplieron su misión y se han marchado al mundo de Luz y de amor incondicional.
Cierren heridas, comprendan que todo tiene un sentido y hasta la persona más dura les ha ayudado a crecer, porque esas son las que más ayudan, agradezcan y entréguenles amor desde su corazón. Transmuten esas energías que les cortan la posibilidad de vivir en plenitud y de disfrutar el paisaje mientras andan sus caminos como humanos.
Mis amados hermanos es lo que traigo para ustedes en este día, y les ofrezco la asistencia para que se liberen ustedes mismos, pero deben poner de su parte y hacer su trabajo también.
Me despido con las consideraciones del amor infinito y de la entrega en esta labor de evolución de la humanidad. Les entrego las bendiciones del Padre/Madre y de sus amados maestros ascendidos.
Djwal Khul
¡Yo Soy!
Canalizadora: Solange Marín (Aurora Radiante)Fecha: 29/12/2015Lugar: Caracas, Venezuela.compartiendoluzconsol.wordpress.com




Comandante Juliano de Arcturus: Dispensación -Sustitución de creencias limitantes por Conciencia de Abundancia a través de Solange Marín 29Dec 2015

 



 Amados hijos del Creador que Todo lo ES, fuentes inmaculadas de perfección y de divinidad, Yo Soy Juliano de Arcturus y les saludo en este día como es costumbre ¡Kodoish, Kodoish, Kodoish, Adonai Tsebayot! Les abrazo luces stelares en el amor de sus hermanos planetarios, y les entregó el poder que les permite hacerse cargo de sus propias vidas en la conexión con su conciencia cósmica.
Ya han despertado, ya nos conocen a muchos de nosotros y se comunican conscientemente con nuestras energías ¿Puede existir algo más maravilloso? ¿Hay un obsequio más importante que podamos hacernos mutuamente? Pues en el mundo del amor incondicional, esto es lo más apreciado, el despertar de nuestros hermanos, que nos acepten y nos amen, que reciban nuestro servicio que entregamos con tanto amor y devoción.
Siento hoy gran júbilo de encontrarme con tantos Seres llenos de Luz y que se trabajan permanentemente, y les diré mis amados hermanos, en este día maravilloso cuando ustedes están en puertas de un nuevo ciclo, les traigo de las manos del Creador que Todo lo Puede y del resto de mis hermanos de las estrellas una dispensación muy especial, ya que estaremos enviando energía de conciencia de abundancia para todo el que desee recibirla.
¿Cómo hacer para recibirlas?
Muy sencillo, tómense un espacio de tiempo donde puedan estar con ustedes mismos, concectarse con su esencia estelar y ahí, desde esa quietud majestuosa podrán visualizar el universo infinito donde hay provisión ilimitada y nosotros nos encargaremos de pasar el switch (¿se dice así?) es decir, un interruptor que desconecte esas viejas creencias de escasez y limitación que el mismo humano ha creado y que ha ido heredándoles por generaciones hasta llegar a ustedes.
No hay motivo para que les falte nada, sin importar qué tan adversas sean las condiciones en su Planeta en estos momentos. Porque vemos que la crisis es generalizada y esto no debe ser cuando hay una Fuente amorosa de provisión infinita. Entonces, mis amados esta energía maravillosa para eliminar las creencias limitantes y sustituirlas por la conciencia de la abundancia universal la pondremos a disposición de todos durante tres días con sus noches.
Cada vez que puedan sintonícense con esta frecuencia y en el resto del año evoquen con la certeza de lo que ya es, esa conciencia ilimitada que es la conciencia universal.
Continuaremos comunicándonos, sobre todo en estos días para ayudarlos a limpiarse y a comenzar el nuevo ciclo con la mejor disposición de progreso y evolución para todos ustedes amados hermanos.
Con las bendiciones del Creador y la amorosidad de sus hermanos estelares, me despido ante todos por ahora.
Yo Soy Juliano de Arcturus
¡Yo Soy!
Canalizadora: Solange Marín (Aurora Radiante)Fecha: 29/12/2015Lugar: Caracas, Venezuela. compartiendoluzconsol.wordpress.com



                                                                                                                                                                                


Salud, Dinero y Amor: Rituales para comenzar bien el 2016



Salud, Dinero y Amor: Rituales para comenzar bien el 2016 

 Sirven para pedir y agradecer. Son pequeñas celebraciones que te darán paz y te ayudarán a cumplir tus deseos. Una guía imperdible para poner en práctica estos últimos días del 2015.

Rituales de fin de año 

Está terminando el año y siempre buscamos y deseamos que nos vaya mejor. Si bien es importante el aspecto económico también lo es el espiritual, por eso, no está de más considerar algunos rituales que nos puedan ayudar a ser mejores y a vivir de otra manera en los próximos días.

A continuación, algunos rituales angélicos que te ayudará a que culmines este año y empieces el 2016 con esperanzas de cambios positivos en tu vida.


Rituales de limpieza

Antes de cualquier procedimiento para atraer buenas energías angelicales, tu hogar debe estar limpio y tú, también.


Limpieza del hogar.
Un día antes de la llegada del año nuevo, es importante hacer una buena limpieza en la casa. Empezar con la casa impecable te asegura cambios rotundos, dejando atrás lo malo y resurgiendo lo bueno.
El consejo:
Elimina todo lo que no usas.


Baño personal 
(Para realizar antes de cualquier ritual angélico). 
Es necesario para sacar de uno todo aquello que estuvo bloqueándonos hasta ahora. 
Hace una infusión con 7 rosas blancas, ruda, romero y semillas de comino. Báñate normalmente y, al final, pone esta infusión en la bañera y déjala reposar 5 minutos.
Sécate normalmente.


Pequeñas ceremonias

Ritual angélico para conseguir trabajo. 
Junto a una imagen del Arcángel San Miguel, coloca una vela blanca, una varita de incienso y una llave nueva.
Pone música relajante de fondo y una luz tenue y cálida.

Prende la vela, el incienso y dice: 


“Creo en el poder de los Ángeles para poner la suerte a mi favor, para mover los hilos de la suerte y la abundancia y darme oportunidad de hallar un buen empleo en el que pueda desarrollar mis capacidades.
Yo, (nombre), te invoco San Miguel Arcángel Todopoderoso para que me asistas y protejas en mi intento de alcanzar prosperidad. En armonía con el mundo y de acuerdo a la Voluntad Divina, bajo la Gracia y de manera perfecta. Desciende sobre mí (nombre), derrama tu luz  y bendíceme.
Yo (su nombre) los invoco, Mumiah, Lehahel, Achaiah, y Cahetel junto a Miguel, Arcángel Protector, para que se manifiesten y pueda sentir su presencia.
Sello mi petición con las poderosas palabras angélicas ´Atraí Aurum´ y les agradezco su ayuda al darme esta llave de un nuevo empleo”.




Para sellar el pedido, deja consumir la vela y el incienso. Además, repite por la mañana y durante 7 días: “Tengo la llave de un trabajo nuevo, donde estoy a gusto sirviendo a los demás”. Para finalizar el ritual, lleva la llave contigo o, si es para alguien más, regálala sin decirle nada más que por favor la lleve encima hasta que encuentre el trabajo.


 Ritual para atraer pareja. 
Báñate durante 21 días seguidos con una infusión de los pétalos de 7 rosas rojas, una rama de canela y una gota de 7 perfumes diferentes en 3 litros de agua. Esta infusión debe ponerse al final del baño diario y dejarse en la piel.

 Ritual para la prosperidad al iniciar el año nuevo. 
Para realizarlo vas a necesitar:
1 mantel blanco, 1 mesa redonda, 1 plato de vidrio blanco, 1 imagen de un Ángel, 1 copa con agua, 1 vela blanca, 1 vela verde, 1 vela naranja, 1 vela violeta, sahumerio de sándalo y monedas.

Coloca el mantel sobre la mesa en un lugar céntrico de la casa.
Sobre el plato coloca las velas. El Ángel va al lado derecho y la copa de cristal con agua al lado izquierdo. El sahumerio adelante del plato junto con las monedas. Este ritual se hace el 1 de Enero y durante 3 días. Mientras lo haces, debes realizar esta petición:
“Yo (nombre) tengo todo lo que deseo, sin perjudicar a nadie, poseo bienes materiales y espirituales. Esto ya se cumplió. Pedir prosperidad, amor, pasión paz, salud, éxito, etc.”.


 Pequeños ritual para iniciar Bien el año.

Jamás estés sin dinero en el bolsillo o en la cartera. No estés solo(a), porque la idea no es estar solo(a) todo el año.
Comenzó con el pie derecho.

Y más ritos para atraer el dinero y felicidad

Coloca en tu billetera un billete de cualquier valor. Mantén ese billete durante todo el año y úsalo sólo el último día del año.

A la medianoche del 31, come 12 uvas y pide lo que quieras. Cada uva representa un mes del año.

Lanza tres monedas desde la calle o fuera de casa hacia adentro del hogar. Eso atraerá la riqueza.


Una hoja de laurel es símbolo de éxito y riqueza. A la medianoche del Año Nuevo pon una en tu billetera.  

Pone un anillo de oro en la copa de champan con la que se hará el brindis: te asegurarás que no falte el dinero.

Enciende velas de colores: las azules traen la paz; las amarillas abundancia; las rojas pasión; las verdes salud; las blancas claridad, y las naranjas inteligencia.

Repite en voz alta (o mentalmente) la frase “Voy a ser feliz este año” mientras saludas a tus allegados. "YO SOY SIEMPRE FELIZ"

Usa ropa nueva, y si es blanca, mejor.

Por Nadir Otermin Hamed, Psicóloga Transpersonal, Profesora de Terapias

19 rituales para dar la bienvenida al 2016
Por Cristina Torres

Las fiestas navideñas son épocas de celebración, el día de Nochebuena generalmente se celebra cenando en familia y el día de Fin de Año se despide el año que se va y se le da la bienvenida al que llega. Pero estas celebraciones también están asociadas a diversos rituales que se realizan con la esperanza de que el año nuevo mejore en el plano amoroso, familiar, laboral o económico. En realidad, muchas de estas ideas tienen que ver con tradiciones ancestrales y otras han ido incorporándose a la sociedad mediante consejos e ideas modernas.

Pero, ¿estos rituales se cumplen?, ¿sabes el significado? ¿te sabes alguno? Es muy probable que hayas realizado alguno de estos rituales sin saber para qué son. Hoy vamos a analizar algunos de los más habituales y también de los más curiosos. Puede que algunos los lleves a cabo sin haberte parado a pensar que son rituales, y que otros te resulten realmente extraños. Echa un vistazo a este listado y déjate sorprender por su magia.

Rituales de fin de año

El final del año marca para todas las culturas un fin de ciclo y el comienzo de uno nuevo. En ese sentido, los buenos propósitos, los deseos y las ganas de ser mejores serán clave para entender la interpretación que se le da en forma de rituales.

Las doce uvas. Es el más conocido. Las 12 uvas representan los 12 meses del año. Tienes que comer una uva por cada mes y pedir un deseo por cada una de ellas.
Prendas de color rojo. Debes recibir el año con una prenda interior de color rojo para que el año nuevo te traiga buena suerte en el amor
Una prenda nueva. Si estrenas una prenda nueva la noche de año viejo, te aseguras tener ropa nueva durante todo el resto del año.
Las lentejas. En vez de uvas, lentejas para atraer la buena suerte y la buena fortuna.
Casa limpia. Tú casa debe estar limpia, pues así todo lo desagradable se irá y sólo habrá sitio para las cosas buenas.
Una maleta para viajar. Si en el nuevo año quieres viajar, sal a la calle con una maleta cuando empiece el nuevo año.
Dinero en los zapatos. Recibir el nuevo año con dinero en los zapatos te traerá prosperidad y suerte con el dinero.
Dinero en los bolsillos. Debes recibir el año con billetes en los bolsillos, pues así te aseguras que en el nuevo año no te falte el dinero.
Anillo de oro en la copa de champán. Si pones tu anillo de oro en tu copa de champán para brindar, te aseguras la prosperidad material para el nuevo año.
Paquete con semillas. Haz un paquete con maíz, chocolate, sal, lentejas y azúcar y consérvalo durante todo el año para que no te falte la comida.
Limón para las malas energías. Pon limones partidos en las cuatro esquinas de tu casa para alejar las malas energías.
Vaso de agua a la calle. Tira un vaso de agua hacía la calle el día de fin de año a las 12 para expulsar de tu vida las penas y la negatividad.
Escribe en un papel para borrar lo negativo. Escribe todas las cosas malas que te han pasado en el año viejo y cuando termine el año, quema el papel, así el año nuevo empezará con buenas energías.
Súbete en una silla. Para que el nuevo año sea de continuos ascensos debes subirte a una silla cuando den las campanadas de fin de año.
Canela para la suerte. Pon canela en todos los rincones de tu casa para atraer a la buena suerte

Prende velas

Dorada: Para atraer dinero y abundancia
Roja: Para avivar el amor
Rosada: Para encontrar el amor ideal
Azul: Para alcanzar metas profesionales
Verde: Para la salud
Amarilla: Para atraer la suerte en los negocios
Morada: Para alejar las energías negativas
Luces encendidas. Cuando comience el nuevo año enciende todas las luces de tu casa, para que el año nuevo venga con claridad y sin energías negativas.
Abrir las ventanas. Abre las ventanas durante la noche de fin de año para que puedan salir las energías negativas y entrar las buenas.
Botella vacía de champán. Todos los comensales que brindaron con champán deben escribir un deseo para el año nuevo en un papel y meterlo en la botella vacía. Luego debes tirarla al mar o a un río.

Y tú, ¿cuáles de estos rituales conocías? ¿Te ha funcionado alguno?. Ya sabes que para que funcionen lo primero es tener fe. Y sino, lo importante es la salud. Aprovechamos para desearte unas felices fiestas con o sin ellos.
FELIZ AÑO NUEVO
TORRENTES DE BENDICIONES DESDE EL YO SOY
LUZ ARCO IRIS A TU CORAZÓN



                                                                                                                                                                                                                         

LOS TIEMPOS DE DIOS Y SUS CÓDIGOS SAGRADOS

Publicado por: Tornasol (Redactora GHB) 


Dedicado a Elza, Agesta, Tere, Geo y Any.

Vivimos en un constante vaivén de emociones, experiencias, situaciones, conflictos, aprendizajes, y todo lo que conlleva esta sagrada elección de encarnar y habitar en esta Nave Escuela, que llamamos Tierra, Pachamama o Madre Gaia.

En estos últimos años, tenemos la impresión de que el tempus fugit más aceleradamente que antes. Apenas nos levantamos, iniciamos el trajín del día a día, y ya luego acaba, para recomenzar a la mañana siguiente. Es esa vorágine que nos hace distanciarnos de nosotros mismos y olvidarnos que el tiempo, en realidad, es hic et nunc (aquí y ahora), es presente y extendido. Es, por lo tanto, un tiempo sagrado, donde nuestra amada Divinidad se manifiesta de infinitas maneras para que podamos captar su mensaje.

Los tiempos nuestros son mundanos, vertiginosos, marcados por los punteros del reloj y nuestros quehaceres cotidianos. Ya los tiempos de Dios son hierofanías (del griego hieros-sagrado y fania-revelación), es decir, manifestaciones de todo su amor por nosotros. Cuando Se manifiesta en nuestras vidas es porque nos está consagrando, dedicándose a nosotros, sus hijos, tal como lo hacemos nosotros como padres con nuestros hijos. La ley universal de correspondencia expresándose perfectamente: “Como es Arriba es Abajo".

Cuando nos sentimos atribulados, acudimos a Dios, lo llamamos, pedimos su intervención, usando las técnicas que hemos aprendido, ya sea orando, haciendo método H, meditación, respiración o visualizando. Sea cual fuere la forma, todos hacemos una pausa, un quiebre en nuestra rutina para, primero, pedir su ayuda, luego, agradecer y, por último, esperar. Pero es esta última instancia la que nos olvidamos de hacer, y en vez de esperar con tranquilidad, dejamos surgir en nosotros la angustia y la desesperación, lo que nos separa aún más de aquello que le hemos pedido a Dios.

Esto ocurre porque no hemos aprendido a saber esperar. El tiempo de Dios no es el tiempo del reloj, es un tiempo perfecto, en el cual lo que pedimos se nos da en armonía absoluta y cuando es el momento pleno para materializarse en el plano físico.

Una amiga muy querida, Elza, se ha dedicado con devoción a sus dos hijas, se ha consagrado a éstas, aun siendo grandes. Una de ellas está buscando su lugar en el mundo, y Elza, angustiada a ratos por la falta de trabajo de su hija, me expresaba su preocupación. Resolvimos pedir juntas por ese trabajo perfecto para su realización y felicidad (siempre pidiendo que sea en armonía para todo el mundo, así como enseñó en sus libros de Metafísica la maestra Conny Méndez). Gran detalle, pedir por su felicidad. Pero pasaba el tiempo y los rezos daban la impresión de que no hacían efecto, alguna cosa no andaba bien y mi amiga empezaba nuevamente a preocuparse. Fue entonces cuando el Alma Sublime se expresó: "Es En los Tiempos de Dios", no en el nuestro. Ora, agradece, y espera con fe, que ha de aparecer.



En ese mismo lapso de tiempo ‒sincronía pura‒, Tere y Geo, compañeras de terapias, me hablaron de una serie de números, que al repetirlos 45 veces se podía lograr lo que se pedía, eran los llamados Códigos Sagrados. 

Con entusiasmo los busqué en la red y di con Universo Shanti y su infinidad de códigos, canalizados por el hermano Agesta (José Gabriel Uribe). Era un verdadero índice telefónico para discar justamente al Universo. Un “llame ya “sin costo alguno y a disposición para quién quisiera.

Leí con atención las instrucciones de uso, había que repetir los códigos 45 veces sin importar cuántas ocasiones al día se hicieran, pero la clave estaba en las 45 veces, ayudándose ya sea con un yapa mala, un rosario, un kombolói (collar de cuentas griego) o un bodhi (pulsera de cuentas budista) para no perder la secuencia numérica.

Yo partí, a falta de otra cosa, con mis deditos diciendo un código. Una parte de mí, afín al método científico, quiso primero comprobar si estos códigos funcionaban. Por eso, sin esperar nada, libre de expectativas ‒además porque esto también era totalmente nuevo para mí‒, elegí el 545 (Regalo del Universo). Repetí, en serie de 3, 45 veces los números, y me quedé a la espera de ese regalo del Universo. Sin obsesión ni desesperación, sin imaginar qué podía ser, apenas una sorpresa, algo que me hiciera comprobar que funcionaban.

Pasaron dos semanas, estábamos en medio de una pequeña reforma en la casa, y tuvimos que ir a comprar tornillos, algo en apariencia nada espiritual, y al llegar a la Casa de los Tornillos, habían dos monjes budistas chinos allí, pensé: “Qué grata coincidencia, además también compran tornillos, jajaja“. Mi pequeño hijo, Porotito, revolucionado por tanta herramienta y tornillos que veía, no paraba un segundo de moverse de un lado a otro. Uno de los monjes (el mayor) no dejaba de sonreír al verlo, y vernos, porque yo trataba de mantenerlo quieto, sin ningún éxito; él se divertía con la escena. Cuando las miradas se cruzaron, nos saludamos a la distancia con una gran sonrisa. A los minutos, él se acercó a mí, tomó la muñeca de mi mano derecha, diciendo alguna cosa en chino ‒que por supuesto no entendí‒ y se fue a su auto (sí, también conducen), a los minutos apareció y vistió mi mano con un bodhi (en sánscrito significa “despertar") de jade verde, precioso, y me dijo algo en su idioma, regalándome su sonrisa, yo le agradecí con un abrazo. Luego apareció el monje más joven y me dijo tocando el bodhi: “esto es muy importante". Ambos se fueron en su auto y nos seguimos despidiendo a la distancia.

Ése era mi gran regalo del Universo, no sólo haber recibido un bodhi, sino que toda la situación vivida con los monjes había sido una grandiosa dádiva. Y, aunque no entendí absolutamente nada de lo que me dijo el monje, en el idioma Universal solo fluyó un profundo amor.

Entendí que al final la vida se trata de esos pequeños gestos amorosos que nos vamos intercambiando y, mientras más gestos, más el amor se expande, aun en las circunstancias más triviales. En eso está el encanto.

Compartí estos códigos con mis hermanos de la Comunidad de Luz Arcoiris, y a los pocos días, una de nuestras hermanas, Any, me pidió que la ayudara con su gatita a la que le dañaron su columna, estaba desahuciada por la veterinaria. Usamos el código de los gatitos (157-X) y el del arcángel Rafael (29) durante todo un fin de semana, el día lunes la gatita había recuperado los movimientos para la alegría de todos, y sorpresa de la doctora.


Si yo hubiera querido apresurar al Universo con algún resultado, ciertamente no hubiera ocurrido lo que esperábamos, pues los tiempos de Dios son cuando tienen que ser y quien así lo comprende y siente facilita aún más la estadía en esta Casa Nave, pues de antemano se quita la presión de la inmediatez, del éxito instantáneo, entregándose por completo a nuestro Padre-Madre Amor para que conduzca amorosa e inteligentemente nuestras vidas.

No hay nada más sabio que la antigua máxima “todo a su tiempo". 

Cuando mi amiga Elza permitió que se manifestase esta esencia divina, una oportunidad única surgió para su hija, estudiar yoga durante dos meses para transformarse en instructora, algo absolutamente distinto a su área de estudios científica. Los caminos de Dios se revelaron hacia el espíritu y la conciencia, y hoy la joven estudiante de yoga está descubriendo todo ese universo místico que porta.

Por eso, cuando se sientan agobiados por alguna petición que hayan hecho, algo que deseen alcanzar y no se haya dado, primero pongan pausa a la batahola de pensamientos alarmantes que produce la mente (que es una de las grandes trabas); deténganse para respirar, sin presión alguna, y vuelvan a pedir con absoluta certeza de que serán atendidos, pero ábranse a la posibilidad de que Dios les muestre lo armónico para ustedes, para que se revele aquello que necesitan en el tiempo perfecto del Universo.

Bendiciones amorosas para cada uno de ustedes,