nocopias

miércoles, 9 de diciembre de 2015

El Arte de la Guerra Hiperdimensional


 

Cogido de Camino Al  Regreso del Balance
Traductor: Dion Conde

Lo que sigue es un resumen de lo que he aprendido de mis encuentros con demonios internos y externos. Dejemos que este texto sea alimento para la mente y no tomes ninguna palabra mía por verdad… sino que adapta lo que aquí lees de acuerdo a tu propia experiencia.

Primeramente, comprende que tú solamente experimentas lo que necesitas o eliges experimentar, y lo que necesitas experimentar fue elegido por ti en otro tiempo y a un nivel distinto del ser. Por lo tanto, eres de cierta manera responsable de todo lo que te ocurre, ya sea debido a que lo creaste o porque lo permitiste. Los ataques que recibes te sirven para enseñarte lecciones, y tu éxito al defenderte de ellos determina qué tan fácilmente aprendiste tus lecciones. Aprender una lección antes de experimentarla a menudo se salta la necesidad de tener que pasar por la misma experiencia.

En segundo lugar, en el sentido absoluto de las cosas, el Sistema de Control de la Matrix sirve para acelerar tu crecimiento espiritual, y aunque sus agentes te vean como su enemigo, debes saber que los puedes utilizar como maestros. No necesitas buscarlos, ya que ellos te encontrarán conforme progreses en tu aprendizaje. Lo más importante de todo es saber que nunca se te proporcionará algo que no puedas elegir o manejar adecuadamente.

Luego entonces, la naturaleza de un ataque dependerá de dos factores:
a) el deseo de ellos de atacar – la atención que obtienes de ellos
b) su habilidad para atacar – la debilidad de tu defensa
Tener defensas fuertes y no llamar la atención reduce la posibilidad de ser atacado.
Las defensas fuertes consisten de lo siguiente:
1) ser consciente de tus propias debilidades internas y contrarrestarlas o vigilarlas constantemente – los botones emocionales, los defectos del ego, la falta de conocimiento y las falsas suposiciones, el resentimiento y la envidia, la predisposición y el prejuicio contra las verdades amargas, la dependencia emocional ante fuentes de autoridad, los puntos ciegos en tu consciencia, etc….
2) ser conciente de tus propias debilidades externas y vigilarlas constantemente – la gente sobre la que dependes o que dependen de ti, quienes se pueden convertir en herramientas involuntarias para un ataque por medio de la explotación de sus debilidades; aspectos de tus finanzas y negocios que pueden ser saboteados y conducirte a una cascada de problemas serios; debilidades potenciales de tu salud que pueden activarse en forma de una ataque en tu contra; problemas físicos y mecánicos, como accidentes y desperfectos automovilísticos, errores y fallos que pueden lastimarte, perderte de reuniones y encuentros debido a varios contratiempos extraños; y si todo eso falla, entonces la gente que te importa son atacados en estas mismas áreas, lo cual necesariamente te involucra a ti.
3) ser resuelto y sabio en las propias decisiones – ellos atacan principalmente de manera que predisponen las decisiones que todavía no has tomado y refuerzan las malas decisiones que ya has hecho. Esto tiene que ver con al Ley del Libre Albedrío y la preferencia del SAS (sendero negativo) de ganar haciendo que su víctima entregue su libre albedrío. De esta manera, antes de tomar la decisión correcta, serás atacado con la finalidad de que no la tomes. Pero una vez que la tomes, debido a que cualquier ataque extra solamente confirma que has tomado la decisión correcta, los ataques tienden a cesar inmediatamente después de que haz alcanzado la plataforma de ese nivel de aprendizaje. Si tomas la decisión mala, entonces ellos te atacan con todavía más fuerza haciéndote pensar que has tomado la decisión correcta.

Si eres ambiguo, agnóstico y conservador al momento de tomar decisiones, quizá debido a que temes cometer errores o ser definitivo, entonces recibirás constantes ataques debido a que te encuentras montado sobre la cerca y de esa manera eres más fácil ser blanco de la más mínima fuerza proveniente de cualquiera de los dos lados. Los ataques de SAS se dirigen al eslabón más débil de la cadena en el momento más débil, y ser irresoluto en tus decisiones crea la oportunidad perfecta para ellos. Es mejor tomar una decisión firmemente y equivocarse (ya que el resultado te demostrará que te equivocaste y que puedes resolver fácilmente el error) que temer equivocarse y de esta forma permanecer ambiguo (lo cual te convierte en alguien inseguro acerca de todo y totalmente indisciplinado en tu progreso).
Mantener un perfil bajo consiste en:
1) dejar de hacer lo que sea que estés haciendo que te convierta en una amenaza – no es una buena opción, ya que derrota el mismo propósito de tu existencia. Cualquier paso hacia tu propia independencia y la de otros te hará brillar naturalmente. Para reducir los ataques, no te acobardes cuando te halles bajo la luz, en vez de ello incrementa la fuerza de tus defensas. Obtener conocimiento y aplicarlo naturalmente levanta tus defensas – de manera que el mismo conocimiento que puede hacer de ti un blanco, te proteja para que no sucumbas a los ataques. Aquellos que acumulan conocimiento sin aplicarlo de forma seria a la vida se convierten en blanco de todos aquellos que apuntan a los que poseen un gran conocimiento, pero solamente poseen la mitad de la protección, de manera que son eliminados muy rápidamente.
2) buscar aprender de toda experiencia – si estás abierto al aprendizaje de tus experiencias, entonces, entre más te ataques, más conocedor de vuelves. Ellos se arriesgan cada vez que te atacan – o ganan y te haces más débil, o pierden y te haces más fuerte. Es tu elección. Al ser ellos psicópatas egoístas propensos a tener una mentalidad orientada a sus deseos, ellos siempre atacan y terminan disparándose en el pie cuando atacan a un objetivo fuerte.
3) mantener una frecuencia emocional positiva – si estás nervioso, temeroso y asustadizo, te conviertes en una máquina de reacción con botones tan sensibles que solamente se requiere un simple “bú” para hacer que descargues toda tu energía emocional en el ambiente etérico, la cual los seres de SASsaborean con delicia y la usan luego para intervenir en tu realidad de manera más sencilla la próxima vez. Te conviertes en un títere al que ellos pueden fácilmente controlar, y hacen todo lo que pueden para usar tu estado reactivo en ventaja de ellos.


Adicionalmente, aunque las fuerzas de SAS pueden ver más allá del tiempo lineal y analizar nuestros probables futuros y pasados, su rango de percepción está limitado debido al reducido espectro de las frecuencias de sus almas. De esta manera, ellos sólo pueden predecir lo que reside dentro de lo que eligen percibir. Si te encuentras de un humor negativo o tienes una mentalidad negativa, tu futuro probable se encuentra dentro de ese estrecho espectro, o alternativamente, resuenas con el sector de realidad hiperdimensional que constituye el territorio de ellos. En ese caso, ellos te pueden arruinar más fácilmente, predecir lo que harás luego, y de esta forma controlarte. La solución es permanecer fuera de su rango de detección de probabilidad al conservar la compostura, ser más activo que reactivo y mantener un estado emocional positivo general.


De modo que mantener una frecuencia emocional positiva no significa cerrarte a la verdad (debido a que puedes ganar conocimiento y mantenerte positivo si así lo eliges), sino que más bien es un método táctico al momento de involucrarse en una emboscada hiperdimensional. Considera esto como que tu cuerpo metafísico viste una armadura y camuflaje corporal.
4) prever, tener consciencia y conocimiento – esto te hace menos predecible. Entre más conocimiento tengas, más libre albedrío estará a tu disposición, tienes más opciones, debido a que estás consciente de esas opciones, y es más difícil para ellos calcular lo que harás luego. Convertirte en impredecible hace que ellos sean menos eficientes en su ataque, debido a que ellos deben repartir sus recursos para abarcar un rango más amplio probables debilidades.
Algunos consejos generales respecto a los ataques:
1) los ataques SIEMPRE tienen más de una forma de tener éxito – contrarrestar una ruta de ataque no significa que has contrarrestado todas, y tú mismo puedes ser tu propio y peor enemigo. Por ejemplo, cuando ellos usan un agente para sabotearte u hostigarte, ellos puedes ganar directamente son sabotear tus esfuerzo, o al hacer que tú mismo te sabotees por medio de la paranoia y la reacción exagerada. Muchas veces, cuando ellos no pueden dañarte de forma directa, intentan asustarte para que tu reacción logre su objetivo. En tales encuentros tienes dos adversarios: ellos y tú mismo. Conócete a ti mismo y conócelos a ellos, y de esta manera nunca sucumbirás – esto es sentido común, pero también es un consejo clave proporcionado por Sun Tzu en “El Arte de la Guerra.”


Otro ejemplo de esto es el siguiente: Si el objetivo de ellos es evitar que logres los tuyos, ellos pueden ganar al sabotear directamente tu objetivo o al hacer que te distraigas tanto con todo este asunto de “defenderse contra el ataque” que te olvides de continuar con la realización de tu objetivo original. La mejor defensa es una defensa equilibrada. El sabotaje y la distracción son dos aspectos clave que debes vigilar.

Otro método de auto-sabotaje es hacerte temeroso y reactivo, lo cual baja tu frecuencia, tal como lo he mencionado, y te sitúa más adentro de su juego, lo cual significa que ellos tienen más poder sobre ti y tu realidad. Así que, aunque la defensa es necesaria, nunca olvides lo que estás defendiendo, y nunca descuides tus propias debilidades y potencial para auto-sabotearte. Añade a esto la posibilidad de ser abducido y mentalmente programado con ciclos de pensamiento autodestructivo y sugestiones post-hipnóticas, y también considera la importancia de no sólo vigilar a tu adversario, sino también a ti mismo.
2) tú posees más poder del que ellos quieren hacerte creer – ellos han creado numerosas falsedades dentro de la religión, la filosofía, la espiritualidad, la política y la cultura, que son diseñadas para despojarte de tu poder al inducir dentro de ti una falta de fe en lo que puedes lograr. Es aquella mentalidad de “Oh, bueno, ¿para qué hago esto?” la que permite a los predadores que corran libremente, no porque sean fuertes, sino porque la gente misma se hace débil al no defenderse a sí mismos o a otros. En el menor de los casos, resulta útil al menos intentar comprobar tus límites en vez de suponer falsamente que los conoces.
3) rara vez puedes tener éxito en una pelea contra ellos en la oscuridad – ya que es su territorio, y existe un millón de direcciones desde las cuales puede venir invisiblemente un ataque desde la oscuridad. Pero si los arrastras a la luz al hacer que sus tácticas sean visibles a todo mundo, ellos huyen, o en raros casos se muestran temerariamente por completo. Ellos juegan sucio, explotando los huecos y haciendo trampa para poder ganar, ya que para ellos, el fin justifica los medios. Por ejemplo, ganar un debate consiste usualmente de una argumentación eficaz de lógica que expone el propio caso. Pero existe otra forma de ganar, agotar y abrumar a tu oponente. Ellos hacen eso al dirigir preguntas capciosas y acusaciones más rápido de lo que puedes responder. Si no respondes, ellos afirman que han ganado. Si respondes, ellos ignoran lo que dices e inmediatamente te dirigen otra acusación o pregunta, y así eventualmente ellos ganan cuando tú te equivocas o te rindes. Lo mejor que puedes hacer en ese caso es considerar si vale la pena entrar al conflicto y retirarte si no lo vale… a menudo la verdad habla por sí misma, y tú no tienes la obligación de explicarte ante el ignorante que a propósito desvía su mirada de la verdad.
4) vigila la naturaleza de tu energía emocional – las emociones son energía que abre puertas hacia otros reinos. Normalmente, las emociones te ayudan a extender tu rango de acción, y de esta forma, puedes entrar a nuevos estados del ser y niveles de experiencia y aprendizaje, pero tus emociones negativas y pensamientos desencaminados puedes ser igualmente empleados por las fuerzas de SAS para poder abrir puertas hacia tu reino personal. O, considerándolo todo de otra manera, si no pueden llegar directamente hacia ti, todavía pueden provocarte para que te expongas en un estado en el que te pueden alcanzar, y luego atacan lo más fuertemente posible el área que expones a ellos. Aunque las emociones negativas algunas veces son útiles para advertirte de un peligro real, se consciente de que no entregarte a ellos más allá de su uso inicial como alarmas. También vigila la interacción con seres humanas claramente dañinos que parecen ansiosos por exigir de tu tiempo y energía – algunas veces son señuelos que son enviados con la finalidad de extraer tu energía, la cual puede ser usada luego para entrar en tu reino (hackear tu realidad) tal como ha sido dicho antes, lo cual conducirá hacia ataques más severos de lo que antes fueron posibles. También date cuenta de que la paranoia implantada te separa de oportunidades fructíferas de la red. Como puedes ver, la clave es el equilibrio – no existe sustituto para el discernimiento.
5) sé conciente de que un ataque sucede desde frentes múltiples, lo cual significa que suceden fuera y dentro de forma simultánea – tu humor puede ser deprimido de forma artificial por fuerzas malévolas que emplean tecnología o que utilizan un ataque puramente psíquico, y esta situación puede coordinarse con ataques externos que explotan las debilidades antes mencionadas. Tu juicio puede ser negativamente afectado mientras que las condiciones externas son diseñadas para ponerlo a prueba y tentarte a tomar decisiones insensatas. Por lo tanto, cuando te encuentres en un estado mental negativo, evita tener que tomar decisiones importantes, y en vez de ello ten fe en la parte sobria de ti mismo, espera hasta que estés calmado antes de tomar una decisión. Pero si la situación es urgente, puedes centrarte mentalmente, concentrarte en un pensamiento o sentimiento feliz y, mediante una voluntad férrea, calmarte hasta que te encuentres equilibrado – entonces obtendrás la claridad necesaria en la mente y el corazón como para actuar sabiamente. Cualquiera que sea la emoción negativa, medita en su opuesto – esta manera de actuar establece un ciclo de retroalimentación interna que, en el lapso de un par de minutos, te proporciona una base estable.
6) emplea tu intuición y guía proveniente de fuentes no-físicas – pon atención a la pequeña voz intuitiva que siempre te ha advertido en el pasado acerca de peligros o acciones imprudentes de tu parte. Se trata de tu Ser Superior que intenta comunicarse contigo mediante tu subconsciente. Si lo que trasmite concuerda con toda la evidencia que observas, si nada contradice lo que aconseja, entonces sería mejor que la tomaras en serio. Tu intuición y tu lógica son las ayudas más confiables que posees.


También pon atención a tus sueños y al ambiente externo cuando estás despierto, los cuales pueden comunicar la presencia y naturaleza de un ataque. Los sueños generalmente advierten de un ataque inmediato o uno que se realizará conforme pase el tiempo. Pon a atención a estos detalles – ellos también te proporcionarán advertencias. La realidad cotidiana no es muy diferente de un sueño, excepto por le hecho de que compartida. De la misma manera en la que los sueños nocturnos contienen símbolos significativos, la realidad cotidiana también los contiene. Si pones atención, observarás los signos dentro de tu medio ambiente que se relacionan con ataques hiperdimensionales, ya sea como advertencia de parte de tu subconsciente o como simple derivación del ataque mismo.


Una indicio significativo es el fenómenos de zumbido intermitente en el oído – no es el zumbido crónico, el cual aparece como un zumbido constante y se debe a un daño en el nervio, sino más bien es de tipo más esporádico. El zumbido en el oído es generado por tu sistema nervioso como una señal audible que te advierte de una intrusión física o te alerta sobre un pensamiento importante. El tono, la duración, el volumen y la aparente localización (a la izquierda, a la derecha, en ambos oídos, arriba, abajo, etc.) comunican diferentes cosas, y sólo mediante la observación y la correlación de estos zumbidos con eventos y pensamientos puedes averiguar qué significa cada tipo. En mi caso, generalmente hablando, los zumbidos en el oído izquierdo indican monitorización efectuada por fuentes hiperdimensionales anterior a un ataque o abducción – mientras que los zumbidos en el oído derecho confirman la importancia de un pensamiento que acabe de pasar por mi mente. De cualquier manera, ellos son una señal que indica “Estate alerta, pon atención.”
7) pide ayuda a fuentes divinas – tales como Dios, Jesús o cualquier otra entidad que concibas como representativa de la voluntad divina. La ayuda que recibirás llegará en forma de conocimiento y fuerza, y ocasionalmente, en forma de una intervención directa sobre los atacantes si la lucha se torna terriblemente desequilibrada en tu contra. Ellos siempre pueden ayudar de forma directa, pero pueden ayudarte en formas de las que puede que nos seas consciente en ese momento. En tu forma 3D te encuentras muy limitado en lo que puedes hacer por ti mismo. Eres como el dedo meñique de la mano, que apenas es capaz de liquidar un mosca – pero puedes invocar la ayuda de gran matamoscas; de la misma manera, puedes elegir alinearte y recibir asistencia de las leyes y principios divinos superiores, quienes manejan un poder mucho mayor del que puedes reunir por medio de la estrategia y la voluntad personal. Se agradecido por su ayuda.
8) no puede ganar eligiendo las opciones que tu adversario te proporciona – siempre busca la tercera opción, busca la manera de evadir, rodear o soslayar las reglas que ellos intentan imponer sobre ti. A esto se le conoce como el tema del ‘tercer hombre.’ La mejor manera de ganar un juego es dejar de jugar mediante sus reglas. Sus juegos están diseñados para concordar con lo que ellos saben acerca de tus reacciones, de manera que deja de reaccionar y altera tu método conforme a la situación sobre la base de lo que parezca lo más prudente hacer. Al calibrar tu método en relación al enfoque de ellos, siempre estarás un paso adelante. Pero generalmente es generalmente más prudente no entrar ni siquiera en sus juegos, así que ten cuidado de caer en una emboscada: permanece centrado en tu territorio, en donde brilla la luz.
Finalmente, he aquí un resumen de los lineamientos que debes tener en cuenta cuando eres atacado o retado:
a) Reconoce cualquier verdad a la luz de las críticas – eso garantiza que no permanezcas engañado al ser ignorante de una crítica potencialmente constructiva.
b) Permanece neutral, observador, impecable y calmado – eso mantiene tu frecuencia emocional elevada y estable, y asegura que no reacciones exageradamente, además de que te ayuda a concentrarte en resolver la situación con habilidad.
c) Si es necesario, revela sólo la verdad universal dentro de la situación – esto te ayuda a no distraerte con hechos triviales, tales como los dramas de él-ella-dijo que abundan pero que son inútiles como para que para tu u otros inviertan tiempo y energía en ellos. Las verdad universal consiste en aquello que puede ser aplicado constantemente, en cualquier situación, para ayudarte a ti o a otros a tomar las mejores decisiones. Discutir sobre cosas y asuntos vanos es una trampa, un arenal de arenas movedizas que puede engullirte rápidamente mientras tú crees que defiendes la verdad – y en vez de ello estás defendiendo tu ego y personalidad.
d) Desarma un ataque al revelar el mecanismo subyacente de forma que todos lo puedan ver – esto hace que las manipulaciones salgan a la luz, en donde los manipuladores poseen menos poder, excepto sobre la gente que es más ingenua e ignorante. La gente rara vez se entrega a las manipulaciones en situaciones en las ellos saben que están siendo manipulados, de manera que muéstrales cómo estás siendo manipulados y ellos se negarán a entregar su poder.
e) Nunca ataques o defiendas un ego, ya que eso te coloca peligrosamente en su territorio – este punto es importante. Cualquier cosa que es hecha por el ego, en beneficio del él o en su defensa, siempre regresará para golpearte. Así que siempre actúa por el bien mayor y por las razones más nobles, a menos que quieras aprender la lección de su necesidad por el camino difícil. En cualquier momento en el que te enfrentes a un ataque y te aplaudas a ti mismo por ser tan maquiavélico, mira de nuevo, ya que puedes estar tendiendo tu propia trampa para un momento en el futuro.
f) La batalla es luchada por aquellos que no se han decidido y que merecen elegir con previo conocimiento, no por lo que son permanentemente ignorantes – en otras, cuando te involucres en una discusión o te defiendas contra un difamación, no puedes convencer a lo que ya han elegido ignorar, y no tienes la obligación de luchar por lo que ya han visto la situación tal como es. Toda tu discusión, tu defensa, etc… que sean sólo en beneficio de aquellos que todavía no han elegido, quienes se encuentran abiertos a la verdad, y que se pueden beneficiar del aprendizaje. Si no hay ninguna de estas personas (conforme pase el tiempo habrá cada vez menos de ellos, ya que la verdad se hará cada vez más obvia), entonces no valdrá la pena gastar tu energía defendiéndote a ti mismo. Por lo tanto, conoce por lo que estás luchando y sabe que si no hay nada por lo que valga la pena luchar, entonces no luches.
g) No puedes forzar el libre albedrío, pero puedes ayudar a otros a usarlo – no puedes revertir las decisiones de la gente, pero puedes ayudarles a que las tomen basados en el conocimiento. Esto significa que tu energía no es invertida en predicar, sino más bien en compartir lo que ves y sabes de manera que aquellos que todavía no han elegido puedan usar lo que les aportas para su propio beneficio.
h) Para evitar ser derrotado por medio de la distracción o por omisión, nunca abandones tus principios, ni nunca te rindas en tu lucha en pro de la defensa – tal como he explicado antes, la contraparte del sabotaje es la distracción, y tú eres el único responsable por sucumbir a la distracción. Maneja los ataques tan pronto y eficientemente como te sea posible, y luego prosigue con tu vida y no te detengas en el pasado. No guardes arrepentimientos o resentimientos ni entierres a los muertos, ni sucumbas a las personas que intentar reabrir tus heridas.
Siempre emplea el amor: amor amable para el amable, amor severo para el severo.
Sigue la dirección de la brújula, pero también vigila por donde caminas.
http://caminoalregresodelbalance.blogspot.com.es/2015/12/el-arte-de-la-guerra-hiperdimensional.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada