nocopias

lunes, 14 de diciembre de 2015

La Libertad Es Una De Las Bendiciones Más Grandes-10-12-2015






Amados, Tengamos una charla sobre la cualidad del amor conocida como libertad.


La libertad es una de las bendiciones más grandes que la humanidad puede tener en este mundo.
La libertad es la libertad de todas las ilusiones y el glamour que acosan a la Tierra.
La libertad es actuar de una manera tal para tomar el control de la vida de uno para darse cuenta de los propósitos fundamentales de uno.
La libertad implica que uno se auto determina y es capaz de controlar su destino en el interés humanitario.

Significa que uno es capaz de auto direccionarse y tomar la acción moral y responsabilidad de lo que uno hace.
Uno entiende el concepto de que la vida es lo que uno hace y que se es libre de vivir y actuar correctamente.
Todas sus acciones son templadas con auto-control, porque sabe que su libertad personal también debe dar el mismo derecho a la libertad de los demás.

El individuo liberado es aquel que desarrolla, determina y cambia sus propios deseos e intereses de manera autónoma desde dentro en auto-realización personal.
Saben que cada alma tiene el derecho a determinar su propio camino y su propio destino único.
Se dan cuenta de que el Creador es la máxima autoridad de sus vidas y no permiten que otros los controlen.

Ellos están en libertad de experimentar la vida en cualquier forma que ellos elijan, otorgando a otros el mismo respeto.
Ellos reclaman con valentía su recuerdo de la divinidad y experimentan el tranquilo disfrute de su libertad e igualdad con todos los demás.
Cuando se experimenta la libertad interior, ellos saben que son la autoridad de su propia vida y que tienen el derecho de crear sus experiencias de vida de acuerdo con sus propios pensamientos, ideas y creencias.
A su vez, el universo les proporcionará las experiencias que han reclamado.

Eligen experimentar la verdad de su ser como Espíritu que se manifiesta a través del cuerpo físico y utilizar este poder para crear una vida de alegría, armonía y plenitud.

Ellos tienen la libertad de participar conscientemente los poderes del deseo y la voluntad de lograr los resultados deseados.
Ellos ven que son seres infinitamente dignos y hermosos y que la luz divina brilla dentro de su vehículo físico.
Ellos saben que están destinados a vivir a lo grande, regalando al mundo su magnífica presencia y amando la naturaleza.

Tienen la capacidad de conectarse con su interior, el poder, la integridad y la libertad.

Mantienen un equilibrio dentro de sí mismos y deciden vivir conscientemente, conociendo sus propios valores y creencias en la vida.
Crean una vida divina que les agrada y refleja lo que son a un nivel interior del alma.
Eligen a dejar de lado las actividades y compromisos que les drenan más de lo que ellos cumplen.
Ellos limpian su calendario y sus armarios. Lanzan o regalan todo lo que no refleja lo que son.
Esto los prepara para ser abiertos y estar listos cuando las nuevas oportunidades en el amor de la vida se les presenta.

Sienten un mayor sentido de su propósito y destino y quieren traer la verdad al mundo a través de su nuevo comienzo.
A medida que se liberan de las fuerzas que han ido drenando de su poder, aprenden a hacer lo que es correcto para ellos.
Se sienten empoderados de vivir su vida de una manera que es mucho más grande de lo que nunca imaginaron que podría ser.

Ellos se han puesto en el camino de la verdad espiritual, el amor y la felicidad. Asumen la responsabilidad y se convierten en participantes activos en la manifestación del equilibrio y armonía en sus vidas físicas y logran la liberación espiritual.
Ellos entienden que al cambiar su estado de conciencia a través de la autodisciplina, tiene un efecto estimulante en la conciencia universal.

Ganan la libertad para ver la imagen completa de su vida y de su mundo.
A medida que se abren a la orientación de lo divino en su interior, comienzan a dominar el arte de la libertad espiritual a través de su alineamiento con la energía pura del amor del Creador.
Los dones espirituales que tienen que ofrecer al mundo es utilizado y su creatividad comienza a fluir hacia el exterior con gran abundancia.

Ellos ven que todo lo que sucede a su alrededor es un reflejo de su propio estado de conciencia y es un regalo que les muestra las lecciones que han venido a la Tierra a aprender.
Practican el cultivo de su jardín de la vida en cada momento con atención en conciencia. Las cualidades de la gratitud, la gracia, la pureza y el amor divino comienzan a florecer en su vida cotidiana y se manifiestan en sus experiencias.

A través de la maestría de la materia a través del espíritu divino, la aparición de su autoridad humana es liberada.
Cuando alinean todos los aspectos de la conciencia con la vibración y la frecuencia del amor propio, abren su capacidad para atraer sus resultados sin esfuerzo.

En un sentido espiritual, su libertad es lo divino que vive y se mueve dentro de ellos.
La libertad es la influencia viva que la humanidad posee que moldea y da forma a su mundo a través del poder de sus decisiones y la libertad que tienen para hablar y actuar dentro de ciertos límites.

La libertad es un proceso natural que se desarrolla a través de cada individuo.
Proporciona la recompensa de la paz interior elegante y armonía duradera.
Con la apertura de uno mismo hacia la libertad y participando conscientemente en lo que se quiere despertar y resolver dentro de sí mismos, se puede mover a través de su propio viaje espiritual con facilidad y comodidad.

A medida que cada individuo despierta conscientemente, pueden participar con gracia en el proceso de liberación y crear resultados duraderos, tanto en la esencia como en la forma.
Cuando uno se auto libera, logra permanecer con paz interior y que acceda al poder de la creación, que se expande en todo su potencial.

Ellos están despiertos y presentes en cada momento y conscientemente en evolución. Ellos están explorando su vida y sus maravillosas oportunidades al máximo.
El espíritu dentro de cada individuo puede liberarse de las limitaciones humanas que le incumben.
El espíritu de cada individuo desarrolla y refina su vehículo físico a su máximo potencial.

Esto libera el espíritu humano lo que le permite la plena expresión de una manera de la propia elección y llega a niveles cada vez más altos de la libertad espiritual.
Que puedan experimentar la libertad como la bondad de la vida en la realización de todo su potencial.
YO SOY el Arcángel Gabriel
2009-2015 Marlene Swetlishoff / Tsu-tana (Soo-tam-ah) Guardián de las Sinfonías de Gracia
Traduce Andélei




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada