nocopias

jueves, 17 de diciembre de 2015

CON VÍDEO*Curso de Reiki*Recomendaciones




CON VÍDEO*Curso de Reiki*

Recomendaciones para los recién iniciados en el Reiki
9 pautas que debe conocer quien se inician en el camino del reiki

1) No intentes cambiar tu esencia por iniciarte en reiki. Preocúpate y ocúpate eso sí, de tu salud.
Escoge tus alimentos de acuerdo a tus preferencias y a tu salud. No serás más ni menos espiritual por vestir siempre de blanco, ponerte una sotana, un turbante  comer solo lechuga y recitar el Om en el paseo Ahumada. Con el respeto que cada una de estas prácticas merece, deben sintonizar con lo tuyo, con lo que es natural para ti.
Como modelo saludable de vida es conveniente escoger alimentos naturales y frescos, disminuir las grasas, alimentos artificiales y aumentar la ingesta de vitaminas, agua y fibras. Es importante eso sí, bendecir tus alimentos y purificarlos, más aun cuando no han sido tus manos quienes lo prepararon.
Agradece a todos aquellos que intervinieron en el proceso y aplica reiki a tus alimentos. Experimenta y prueba los alimentos y el agua antes y después de Reiki y verás que hay diferencia.
2) Después de la iniciación y durante el tiempo de sanación (21 días) es importante buscar espacios de tranquilidad para aumentar el poder de la auto-sanación. 
Bríndate tratamientos de Reiki todos los días durante éste periodo y observa cómo reacciona tu cuerpo, tu mente, tu emoción y tú alma.
Puedes dar reiki a otros en éste periodo, sin embargo mi consejo es que inicies el trabajo en ti. Muchos dejaron pasar una buena oportunidad para su sanación personal preocupándose  por los demás. Si aprovechas bien ésta oportunidad más adelante podrás ayudar mejor.
Más adelante, aunque estés iniciada(o) todos nos cansamos y a veces es recomendable que sea otro terapeuta que nos trate. Ten presente que esa posibilidad está ahí para que la tomes.
3) Usa tus herramientas: Durante éste sendero aparecen junto con reiki (que es ya una enorme caja de herramientas) otras más, que se unen a todas tus virtudes. Usa estas nuevas herramientas en tu proceso personal. No dejes que tu mente frene tu aprendizaje.
4) Descubre y disfruta tus cambios: Habrán muchos que te dirán “estás diferente, cambiado(a)” ¡bien!!!!. Ten siempre presente que si los cambios te acomodan: son tuyos! Usa tu intuición que es tu herramienta más acertada en la decisión.
Aumenta (sin exagerar!) la actividad física cuando tu cuerpo lo pida. Duerme lo que necesites en la medida que puedas respeta tus horarios. Busca esos “intereses enterrados” y sácalos a la luz (arte, música, etc.)
5) Evita dar reiki a personas con gran necesidad energética en el nivel I (cáncer, anemia, depresiones). En estos casos podrías agotarte fácil y rápidamente.
6) Comparte con tus amigos y familia durante tu periodo de sanación. Estamos llamados a trabajar en el mundo real de hoy. Nadie te pide que seas la perfección espiritual.  No nos aislemos. 
Aclárales a tus amigos y familia que ocurren cambios en ti y que puedes requerir más privacidad o que puedes estar más emocional. ¡Date permiso!.
No intentes adoctrinar a quienes te rodean. Respeta la libertad que todos tenemos de decidir el camino a seguir.
A veces, debido al proceso interno sentido como grandes cambios, puede haber grandes crisis de parejas. Por eso te recomiendo si fuera posible, no tomes decisiones cuando tu interior está trabajando intensamente y sientes una tormenta de sentimientos. Es probablemente mejor que esperes a que la tormenta “amaine” y elaborar bien el proceso.
7) Haz un hábito diario. Un ritual propio de equilibrio diario mediante Reiki, usando los pilares Reiki ( gassho, reiji ho) repasando los principios Reiki y armonizando tus chakras.
Es conveniente hacerlo al inicio del día, para que cargues tus pilas para el día que comienza, pero puedes hacerlo en otro horario que sea adecuado para ti.
Ejercita diariamente la gratitud. Por tus “herramientas de fábrica” y por tus “herramientas adquiridas”
8)  Continúa estudiando de acuerdo a tus inquietudes. Usa tu discernimiento para escoger. No todo lo que te recomiendan, por muy aventajado que sea quien lo hace, puede que no sea lo que tú necesariamente  necesitas en ese momento.
9) Nunca olvides que eres un canal de energía Divina y como tal los resultados no dependen de ti. Haz tu trabajo lo mejor posible, pero siempre ten presente que los resultados también dependen de otros factores, como el propio paciente.
No prometas curaciones milagrosas. Nunca recomiendes a un paciente abandonar o cambiar sus terapias médicas.
Hay veces en que la “enfermedad” está ahí para contribuir en el despertar del otro o también puede haber adquirido la enfermedad y preferir quedarse con ella, usándola como una herramienta adquirida para evitar responsabilidades o tomar decisiones desagradables y soportar sus consecuencias
MUCHA SUERTE Y QUE DISFRUTES DE LA LUZ SANADORA Y PURIFICADORA DE REIKI

Origen del Reiki, El Poder de Sanar con las Manos
Historia y principios del reiki, la terapia de la energía universal
http://www.enplenitud.com/transparent.gif
¿Qué es el Reiki y cómo actúa?
La palabra Reiki es de origen Japonés, y significa Energía Universal Universal.  El símbolo REI simboliza una lluvia de arroz, y el símbolo KI representa la energía.
Se interpreta como la Unión de la Energía Universal con la Energía de cada persona. En la Biblia encontramos innumerables indicios de la energía REIKI, la Energía de lo Divino.
En la carta de los Corintios, capítulo 12, Versos 4-11, leemos:
"Existen diferentes mercedes, pero solo un único espíritu. Existen diferentes siervos, pero solo un único señor. Existen diferentes fuerzas que trabajan, pero solo un único Dios. Él provoca todo en todo. Pero cada uno es obsequiado con la revelación del Espíritu, para que sirva a otros. Uno recibe del Espíritu la merced de transmitir la sabiduría; otro por el mismo Espíritu recibe la merced de transmitir experiencias; un tercero con el mismo Espíritu la fuerza de la Fe, otro -siempre en el mismo Espíritu- el don de curar enfermedades; otro, fuerzas milagrosas; otro, discursos profetices; otro, la capacidad de diferenciar los espíritus; y otro también, diversas formas de formular las palabras; finalmente otro, el don de presagiar. Todo esto lo consigue un sólo y único Espíritu, que a cada uno otorga sus dones especiales, según sus deseos."
Las curas milagrosas realizadas por Jesús inspiraron al doctor Mikao Usui a iniciar la búsqueda de cómo conectarse con la fuerza divina para Sanar como Jesús lo hacía.
El doctor Mikao Usui fue el conductor de la escuela cristiana de sacerdotes en Kyoto, Japón. Un día, sus alumnos le preguntaron si creía en las sanaciones milagrosas de Jesús. Al contestar afirmativamente, los estudiantes le preguntaron si podía mostrar una sanación de esta índole o si ya había presenciado una. El doctor Usui tuvo que responder en forma negativa.
Ese fue el motivo de su renuncia al cargo en la universidad, para dedicarse a encontrar la respuesta a estas preguntas. 
El Dr Mikao Usui viajó a Estados Unidos y allí estudió teología en la Universidad de Chicago. Su tesis se centró en el tema "Las sanaciones en el Nuevo Testamento".
A pesar de sus profundos estudios de las religiones cristianas, del taoísmo y del budismo, no encontró las respuestas buscadas. Nuevamente en el Japón, estudió el sánscrito antiguo y visitó muchos conventos budistas, para adquirir nuevos conocimientos.

Finalmente, encontró en la biblioteca de un convento Zen escrituras redactadas en sánscrito que informaban cómo y con qué métodos y símbolos puede lograrse una sanación.
Aunque después de muchos años de búsqueda, descubrió los conocimientos teóricos relacionados con este secreto, aún le estaba vedado el acceso a la sanación. Durante esta época vivía nuevamente en el convento de Kyoto.
El abad del convento le aconsejó al Dr Usui meditar y ayunar durante 21 días en la montaña sagrada Kuriyama.
El Dr Usui aceptó este consejo e inició el camino al día siguiente, confiando en que Dios le daría la fuerza de la comprensión. Con 21 piedras, de las cuales apartaba una cada día, formó un almanaque, y durante este tiempo ayunó y meditó.
Muy temprano en la mañana del vigésimo primer día vio un luminoso haz de luz que descendió sobre él y que lo tocó en el centro de su frente.
A pesar de este largo ayuno y con la consecuente debilidad física, repentinamente sintió que una gran fuerza recorría su cuerpo.
Delante suyo vio con letras luminosas antiguos símbolos. Estos símbolos se le fijaron para siempre en su mente y con ellos se activó el acceso a la Energía Vital Universal.
Después de esta vivencia, el doctor Usui comenzó a descender de la montaña. Al hacerlo, se lastimó el pie y la herida comenzó a sangrar. Aplicó sus manos sobre la misma, la hemorragia cesó y el dolor desapareció.
Esa fue su primera experiencia con sus nuevas facultades y comprendió que podía sanar con sus manos.

Como sintió hambre, ingresó en una posada junto al camino. La camarera que lo atendió sufría desde hace días intensos dolores de muelas, y el doctor Usui le ofreció mitigar los dolores.

Con su consentimiento, aplicó sus manos sobre la hinchazón de su mejilla. Después de un tiempo, los dolores desaparecieron y la mejilla se desinflamó.
El doctor Usui retornó al convento para relatar sus experiencias al abad y al conversar con él, tomó la decisión de ayudar a los seres humanos que vivían en la pobreza a causa de una enfermedad.
Pasó muchos años en los barrios bajos de Kyoto, curando a muchas personas con la energía Reiki y dándoles así la posibilidad de retornar a su vida original, de trabajar y de cuidar de sí mismos y de sus familias.

Pero lo desilusionó mucho comprobar que después de algún tiempo encontraba a estas mismas personas que había curado, mendigando en la calle.  
Cuando les preguntaba por qué no habían vuelto a su vida habitual, siempre contestaban que buscar trabajo y asumir la responsabilidad por la propia vida y la de otros costaba demasiado esfuerzo.
El Dr Usui se conmovió y reconoció que no bastaba con curar los males físicos de estos seres, y que tenía la misma importancia desarrollar en sus conciencias el agradecimiento por la curación física.

Los individuos tenían que tomar conciencia de que habían recibido un regalo, pero que, sin una contraprestación, este regalo carecía de valor.
Así el Dr Usui impulsó las siguientes reglas de vida:
Kyo Dake Wá Okoru na
Solo por hoy no te enojes
Kyo Dake Wá Shimpai suna
Sólo por hoy no te preocupes
Kyo Dake Wá Kansha shite
Sólo por hoy sé agradecido
Kyo Dake Wá Goo hage me
Sólo por hoy trabaja duro
Kyo Dake Wá Hito ni shinsetsu ni
Sólo por hoy sé amable. 
El Dr Usui abandonó los barrios pobres y al hacerlo comenzó una nueva etapa en su vida. Comenzó a transmitir sus conocimientos y encontró muchos alumnos. Después de su deceso, uno de sus colaboradores más cercanos, el doctor Chijiro Hayashi, se convirtió en su sucesor.
Chijiro Hayashi creó la primera clínica de Reiki en Tokio, en la cual se curaba solamente con Reiki y a través de Reiki.Esta clínica fue destruida en la Segunda Guerra Mundial.
Hawayo Takata, hija de japoneses nacida en 1900 en Hawai, se convirtió en la sucesora del doctor Hayashi. La señora Takata sufría diversas enfermedades y descubrió la existencia de la clínica del doctor Hayashi en Tokio.
Se entregó a sus cuidados y se curó. Como estas experiencias despertaron su interés en el Reiki, se convirtió en discípula del doctor Hayashi, permaneció con él un año, pasado el cual, retornó a Hawai.

En 1938 el doctor Hayashi visitó a la señora Takata en Hawai y la inició allí como Maestra de Reiki. El doctor Hayashi falleció en 1941 y la señora Takata asumió inmediatamente su sucesión.
En Hawai la señora Takata creó un centro de Reiki, donde sanaba a los enfermos y capacitaba alumnos. Consagró a más de 20 maestros en los Estados Unidos, en Canadá y en América del Sur.
PorLic. Selene Jade Aghina - Reiki Master
Selene_jade_aghina@hotmail.com
http://reikiusui.tripod.com 
Reiki: Los miedos y la sociedad actual
El miedo es tan fuerte que te impide mover y ver con claridad y en forma optimista lo que viene. Se ve el futuro sin esperanzas y lleva a estados depresivos o a agresividad. Pero... ¿por qué pasa esto?, ¿cómo nos puede ayudar el reiki?

La mayoría de los pacientes que llegan a atenderse conmigo tienen dos líneas,
1) el estrés y mal manejo de la rabia
2) los miedos.
Los miedos desde el punto de vista holístico tienen vibraciones energéticas que producen un desbalance en el organismo y abre oportunidades para enfermar.

Energéticamente encuentran su lugar en los riñones y los oídos. Relacionado con el color negro, sabor salado y el elemento agua.
El miedo es tan fuerte que te impide mover y ver con claridad y en forma optimista lo que viene. Se ve el futuro sin esperanzas y lleva a estados depresivos o a agresividad...
La agresividad y la depresión son dos realidades que conviven en nuestra sociedad en el día de hoy. Lo peor, son contagiosas.
Pero... ¿por qué pasa esto? La proyección de la realización personal hoy se hace afuera. Soy feliz si me quieren, soy feliz si me va bien en el trabajo, soy feliz si tengo logros materiales. Soy feliz si….
Somos almas en etapas de aprender. Y lo lógico sería tomar estos aprendizajes o sino habrá que repetir una y otra vez las materias.
La preocupación parece ser la premisa del hombre hoy…PRE-OCUPARSE …lo ideal es OCUPARSE…vivir en el hoy...
Los miedos te llevan al futuro situaciones sobre las cuales intervienen solo con lo que realizas en el hoy…si quieres ver que pasara adelante ve lo que estás haciendo hoy…
Es decir el futuro no existe y no es una concepto "volado" es tan real como que cuando llegue el futuro ya será presente. El preocuparte te hace PRE-ocuparte dos veces y ahí llegan los miedos sobre todo cuando las cosas no resultan como lo planeaste tanto y con tanto esfuerzo y tiempo.

Tiempo que perdiste de mirar los árboles, conversar con tus seres amados o simplemente no hacer nada
Reiki: técnica milenaria avalada por la OMS
Reiki es energía que se utiliza para recuperar y mantener la salud física, mental , emocional y espiritual. Es un método natural para equilibrar nuestro cuerpo y crear así un estado de armonía

REIKI es un término japonés que significa Energía Universal de Vida. Es una técnica de transferencia de energía curativa. Los componentes de esta palabra tienen como definición en el alfabeto japonés REI (Universal, sin límites) y KI (Energía vital).

Reiki no es una religión o una filosofía que proponga dogmas, restricciones, pero sí enfoca y acelera el desarrollo espiritual cualquiera sea nuestra creencia.

Éste método fue redescubierto por el maestro japones MIKAO USUI

Es una técnica de reequilibrio bioenergético mediante el cual se transmite la energía a través de las manos de un terapeuta que ha recibido las iniciaciones.

De esta forma REIKI trabaja directamente en el campo bioenergético del receptor ,incidiendo sobre los bloqueos que perturban la libre circulación de la energía en el ser, restaurando y armonizando sus sistemas .

Elimina tensiones, mejora el funcionamiento del organismo, estimula la capacidad natural del ser humano para sanarse, produce equilibrio y bienestar, aumenta la claridad mental, favorece la actitud positiva.

La energía que se aplica es positiva y no produce efectos secundarios, ni tiene contraindicaciones. Es compatible con cualquier otro tipo de terapia, y ya son muchos los hospitales en el mundo que lo han incorporado como técnica de apoyo a las terapias tradicionales.

Un buen terapista REIKI nunca realiza diagnósticos médicos. El paciente nunca debe abandonar sus terapias recomendadas por su médico.

El REIKI está incluido dentro de las medicina alternativas reconocidas por la OMS
Historia del reiki
Hacia el 1870, en Japón, durante la era Meiji, el doctor Mikao Usui era decano de una universidad de Kyoto y ante la pregunta de un alumno suyo, Usui no pudo hallar una respuesta, por lo que presento su dimisión y tomo la decisión de elucidar el misterio de dicha pregunta. ¿Cómo Jesús podía sanar?

Así que comenzó hablando con los maestros y sacerdotes budistas, preguntándoles si sabían cómo se curaba la enfermedad, al parecer dicha facultad de curar o era una técnica budista secreta guardada por unos pocos grupos espirituales o se había perdido por falta de uso. Esto le llevó a viajar por todo Japón, estudiando en los templos budistas y haciendo preguntas sobre la curación.

Aprendió chino y algún tiempo después sánscrito, con el fin de poder leer los libros sagrados en su lengua original. En los sutras indios, escritos en sánscrito, descubrió una fórmula para contactar con una fuerza superior que podría conocer el sistema de la curación.

El conocer la fórmula no le daba la facultad o el conocimiento para curar, así que decidió seguir las indicaciones de dicha fórmula. Para ello viajó a la montaña sagrada de Kori-yama donde ayunó, meditó y siguió las indicaciones de la fórmula durante 21 días.

El vigésimo primer día y sin haber recibido la fuerza curativa justo antes de amanecer se puso de pie. Mientras miraba el horizonte preguntándose que haría a continuación, vio un punto de luz que se acercaba.

Cuando la tuvo enfrente se dio cuenta que ésta tenía conciencia y que se estaba comunicando con él, le previno que esta luz era muy poderosa y que si deseaba recibirla el impacto podría matarlo. Lo acepto. El rayo impactó contra su frente y lo dejó inconsciente. Al salir de su cuerpo físico se le mostraron unas preciosas esferas de luz rellenas de colores. En el interior de estas había símbolos. Cada vez que contemplaba un símbolo recibía una sintonía con ese símbolo y el conocimiento de su uso.

De esta forma fue iniciado en el uso de la fuerza curativa del Reiki.

Dio a conocer los 5 ideales del Reiki.
1.     Sólo por hoy no te preocupes.
2.     Sólo por hoy no te irrites.
3.     Sé amable con tus vecinos.
4.     Gana tu vida honestamente.
5.     Agradece las abundantes bendiciones de tu vida. 

¿Cómo funciona el reiki?


No se requiere ninguna condición especial para su uso; se activa mediante una iniciación, llamada asimismo armonización, (realizada por un Maestro) en la que el estudiante es capacitado para canalizar esta Energía.

El practicante es un conductor de esta Energía, no usa su energía vital, por lo que nunca sé vera privado de ésta durante su práctica. Este método tiene la posibilidad del auto-tratamiento.
 
El cuerpo por sí solo tiene los mecanismos para auto curarse, el problema viene cuando éste proceso en algunos momentos de la vida esta en malas condiciones (por causas diversas) y no tiene la capacidad de funcionar, o a disminuido ésta notablemente.

La terapia con REIKI implica que el mecanismo que posee todo cuerpo funcione correctamente o al menos al máximo de la capacidad que este cuerpo posea en ese momento de su existencia, ¿de qué manera?

Simplemente haciendo que este en armonía y en equilibrio, estos dos parámetros son esenciales para que el cuerpo empiece a trabajar en su auto-curación.

A este proceso hay que añadir la propia Energía que aporta el REIKI, cuya frecuencia de vibración es muy alta y que permanece trabajando en el cuerpo del paciente por un periodo aproximado de 24 horas.

¿Qué más se puede esperar del Reiki?


Con la práctica del REIKI se puede ir incrementando el nivel de conciencia, aumentar o variar la percepción de la realidad que nos rodea, en definitiva, aumentar nuestro crecimiento personal de forma tan natural que sólo nos percataremos del cambio cuando nos analicemos o nos lo digan las personas que habitualmente nos rodean en nuestra vida cotidiana, esto bastaría para indicarnos que el cambio es sutil, suave y natural como la propia evolución.

Otras personas en cambio lo utilizan como un botiquín, lo aparcan cuando ya no les hace falta y lo retoman cuando tienen alguna dolencia. Se use como se use esta técnica seguirá fiel al servicio del estudiante para el resto de su vida.


Ver Más

COMO ENTRENAR LAS MANOS PARA DAR REIKI Y MUCHO MÁS

REIKI—SIMBOLOS-INTRODUCIÓN A LOS SÍMBOLOS



SI TE PARECE INTERESANTE, DÉJAME UN COMENTARIO Isis




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada