nocopias

jueves, 17 de diciembre de 2015

¿Qué significará para nosotros soñar con Jesucristo? Soñar con la Virgen, Números, etc.

Soñar con Jesucristo mensaje

¿Qué significará para nosotros soñar con Jesucristo?



Jesús es el gran maestro de todos los tiempos, el hijo unigénito de Dios ya que fue creado directamente por él. Jesús llamado la Palabra, ya que fue portavoz de dios en la tierra, vino a darnos ejemplos de perdón y hacer la voluntad de su padre. A veces somos crueles con nosotros mismos, nos flagelamos, nos auto-castigamos y mendigamos el amor, sin llegar a tener presente desde nuestra sencillez qué es lo que en realidad estamos pidiendo, cada noche nos acostamos rogándole a este ser maravilloso que nos ilumine y nos guie: entonces, ¿Qué significará para nosotros soñar con Jesucristo?

¿Qué interpretación le podremos dar soñar con Jesucristo o Dios?

¿Qué significado puede tener un sueño con Jesucristo? Soñar con la imagen de Jesús o de Dios debe tener un mensaje especial y debemos sentirnos privilegiados si alguna vez en nuestra vida tenemos un sueño como este.

Al tener presente a Jesús o nuestro señor Dios en tu sueño habla mucho de tu parte espiritual, de tu nivel de bienestar y  paz  interior  que has alcanzado, de la tranquilidad que tu alma siente y que no es palpable pero si es real frente a Dios.

¿Qué interpretación le podremos dar soñar con Jesucristo o Dios?

Cuando sueñas que estas orando y Jesús está contigo, demuestra que eres una persona muy creyente y tienes un vínculo especial con todo lo relacionado con Dios y la iglesia, puede significar que estas elevando todas tus peticiones hacia él por medio de la oración, pidiendo de todo corazón que sea parte de tu vida.

Ver a Dios en un sueño te refleja el grado de pureza del alma, de las intenciones, de piedad y amor que se siente por él.

Soñar con Jesucristo que estas orando y Jesús está contigo y le haces un desprecio, aunque en realidad puede ser algo equivocó, pero puede pasar, esto significará muy mala suerte y etapas muy difíciles que tendrás que enfrentar en las cuales encontrarás obstáculos y desdicha; tu sueño también puede hablarte de una pobreza física o espiritual, y en esos momentos casi siempre nos aferramos a Jesús, si ese fuera el caso,  esos momentos de tristeza se acabarán y mejorará su situación.

Si sueñas con la imagen de Jesús o Dios, significa que debes poner en práctica tu vocación de servicio, debes prestar suficiente atención, quizás no seas religiosa o religioso, pero en estos momentos de tu vida te siente satisfecho contigo mismo y sientes que en tu posición podrías hacer grandes cambio para tu comunidad, tu sociedad o tu familia, lo más probables que donde te encuentras puedas ser una herramienta de Dios.

Soñar con Jesucristo que estas rezando con una imagen, significa que todo el entorno que te rodea estarán orgulloso de ti, es posible que sea también un sueño de conciencia,  lo decimos porque todos tenemos en nuestra esencia la comprensión de lo que está bien o está mal, se dice que cuando tenemos un sueño con Dios lo más probable es que estemos actuando bien.

Sin embargo, la presencia de Dios en nuestros sueños puede ser interpretado por quienes saben que su conducta es incorrecta, pero siguen actuando equivocadamente, lo cual es un auto reproche del subconsciente, en cambio para los que llevan una conducta correcta es raro cuando sueñan con Jesucristo o Dios.
  
Cuando sueñas con estos seres especiales los mensajes son simples y claros, te hablan siempre directo a tu corazón y debes interpretarlo según tu conducta, la mayoría de las personas que dicen haber tenido estos sueños, son personas con vocación de servicio y están recibiendo un llamado a la vida religiosa.

Yo te invito a que seas tu propio interpretador de  sueños y busques dentro de ti y tus acciones el significado del mismo. Jesús te ama.



5 Significados de Soñar con la Virgen




Soñar con la Virgen María. Siempre hemos llamado e incentivado a las personas a que busque la explicación e interpretación de sueñosLos sueños son mensajes de seres superiores para que podamos prepararnos ante sucesos que pueden cambiar nuestra vida dejando una marca, que a veces puede ser dolorosa. Tras reflexionar, los sueños pueden dejar un hermoso mensaje. Soñar con la Virgen es muy frecuente su interpretación habitualmente encierra mucha importancia para la persona. 



Hay muchos casos de personas que cuentan su experiencia de Soñar con la Virgen y desean saber que significa. La Madre María siempre esta asociada a sentimientos puros y buenos que llenan de amor y tranquilidad. Hay que recordar que la Madre María es portadora del rayo verde de la curación y sanación. Todo aquel que reciba mensajes de la virgen podrá curar no solo las dolencias físicas sino también las del alma. 

Interpretación de Sueños con la Virgen María



5 Significados de soñar con la Virgen 
1.     Presagia felicidad y dicha a la persona y su familia. Soñar con la Virgen avecina la formación de fuertes lazos familiares, entre amigos y compañeros de trabajo.  
2.     Soñar con la Virgen puede traer consuelo ante una situación fuerte que se esté viviendo. La intensidad del mensaje dependerá del individuo y sus creencias religiosas. A pesar de que los sentimientos de paz que trasmite son fuertes, aquel que reconoce a la Virgen en la interpretación de sueños, se refugiará en ella para enfrentar su problema con mayor valentía, al sentirse acompañado por un ser superior
3.     Soñar con la virgen se puede interpretar como aviso de que estamos siguiendo un camino equivocado y es necesario realizar algunas correcciones para seguir el sendero del bien, sintiéndose bien consigo mismo. 
4.     El mensaje de la Madre María puede significar que necesitas ser más activo en tu religión. La Virgen muchas veces en su mensaje incita a rezar y perdonar a aquel que nos ha hecho daño, eliminar el odio y el rencor de nuestros corazones
5.     Soñar con la Virgen puede ser interpretado como una falta de guía espiritual, es necesario tomar acciones para para el crecimiento espiritual. 
Los maestros ascendidos como la Virgen María se encuentran en otro plano de existencia, muchas veces es complicado realizar apariciones en físico ante los seres humanos, por ello acuden a los sueños para trasmitir su mensaje. La Virgen en sus apariciones trata de trasmitir la necesidad del hombre de crecer espiritualmente.  


La interpretación de sueños con la Virgen María.

Cuando soñamos podemos recibir mensajes de seres de luz, pero hay que saber hacer una correcta interpretación de sueños ya que los mensajes pueden originarse en nuestro subconsciente. El sentirse culpable por el abandono de la espiritualidad puede la causa de soñar con la Virgen molesta o triste. La Madre María no solo alcanzó la iluminación mientras vivía sino que ascendió en cuerpo y alma a otro plano.  
Si soñamos que estamos hablando y adorando a la Virgen, la persona está pasando por un buen momento, está en equilibrio su vida familiar, espiritual y económica. La Interpretación puede ser que es un momento para tomar decisiones acertadas. 
La interpretación de sueños no es exacta y dependerá de caso. Lo constante al soñar con la Virgen es la importancia de las palabras que ella nos dedique. Aquel que tenga el sueño debe anotar al levantarse que fue lo que sucedió antes de que se despierte por completo y pueda sepultar el sueño en su cerebro, quedándole solo una noción de que la Virgen estuvo en él. 

*Que Interpretación Real y Tangible Tiene El Significado de Sueños y Números en Nuestras Vidas



El significado de sueños y números principalmente apuntan a una necesidad de la organización y la lógica, el sueño con los números le indica a nuestra mente más profunda el transmitir el mensaje de que es posible que tengamos que reinar en nuestra imaginación y empezar a forjar resultados concretos y organizados.

Los números son símbolos de fórmulas, ecuaciones, las estrategias y el pensamiento lineal, es cierto que nuestros sueños e imaginaciones son parte integral del proceso de manifestación, por lo tanto, cuando se sueña con números significa que debemos manejar nuestra imaginación, con esto se quiere decir que es hora de actuar y formular un plan sólido que incorpore nuestros sueños en unión con ciertas estrategias.


Debemos pensar qué tipo de plan o estrategia vamos a crear en conjunción con nuestros sueños y la acción para la manifestación material, el significado de sueños y números de ensueño nos dirán qué tipo de plan aplicar pues derivamos significados de los números en los sueños de la misma forma en que trabajamos con la numerología en nuestra vida, cada número tiene un significado más profundo que resuena armónicamente y que lleva un mensaje, es nuestra responsabilidad la de interpretar nuestros números de ensueño para espigar visión para la vida, la dirección, la planificación y un propósito.



Aquí están algunos significados o posibles interpretaciones de los sueños con números, cuando soñamos con el número Uno, nuestro conocimiento más profundo está expresando conceptos de nuevos comienzos, los Unos son un símbolo de nuevos comienzos, a partir de una puesta a flote en una nueva dirección. El número uno en los sueños igualmente señala el auto control y su bienestar, también nos habla de la unidad y la unificación.




*El Significado de Sueños y Números Principalmente Apuntan a Una Necesidad de La Organización y La Lógica

Soñar con el número Dos indica gama y el equilibrio, el número Dos de nuestros sueños nos puede estar diciendo el tomar una decisión acerca de una decisión que ha estado posponiendo, también puede apuntar a la necesidad de equilibrar nuestro tiempo, nuestros presupuestos, nuestros recursos, etc. El Dos también apuntan a las relaciones y asociaciones, en este sentido, puede ser un momento para mirar a nuestras asociaciones de negocios, así como amigos, la familia y las relaciones románticas.


Al soñar con el Tres este es un número extremadamente creativo y sagrado, también cuando el número Tres aparece en nuestros sueños es una indicación para crear algo nuevo, saque sus plumas, pinceles, instrumentos musicales, bloques de construcción, obtendrá que sus jugos creativos fluyen y le impulsan a producir algo nuevo y mágico en su vida, si usted ha soñado el número tres, cualquier cosa creativamente se reunirán con elegancia porque el número tres bendice su productividad.


El significado de números en su sueño de Cuatro trata sobre la estructura, la estabilidad y el orden, el Cuatro es un número fundacional y es muy a tierra el número Cuatro puede apuntar a los asuntos de la casa ya que hay normalmente cuatro esquinas fundamentales sobre los que se construye una casa, si usted está en el mercado para vender o comprar una casa nueva, el número Cuatro de sus sueños es un signo auspicioso, tenga especial cuidado en la limpieza de su casa, eliminando el desorden, y dando gracias por su residencia.

El número Cinco en los sueños es sobre el movimiento, la movilidad y los viajes, cuando usted está soñando con el número cinco podrían estar obligados a comenzar a empacar sus maletas y viajar a lugares desconocidos. El Cinco es la aventura y soñando con el número cinco es también una señal de luz verde para lo atrevido también porque la energía del Cinco es la protección especialmente durante el viaje.

*NÚMEROS Y SUEÑOS   

Los números siempre han tenido un encanto para todos los seres humanos , siempre un recuerdo o una tragedia se asocia a un número . Los números están presentes en todos los actos de nuestra vida , el día que nacemos, nos casamos, nacen nuestros hijos , tenemos un nro de identidad , el casillero del club , el nro de ubicación en el registro de las escuela ,vivimos en una casa de calle tal… y un número tal , la patente del auto , de la moto , la matrícula de la lancha, el día que nos graduamos, el día que fallecemos.
Aunque parezca mentira , los números están presentes en cada momento, a cada instante de nuestra existencia y sellan nuestro destino,. Influyen positiva o negativamente.
Cada uno de nosotros , tenemos una clave . Para mí en particular los números tienen una atracción sin igual , cada uno me expresa algo.
Para algunos los números son fríos , en cambio para mí ,un número me devela incógnitas , me permite interpretar un hecho, conocer un fenómeno , cuantificar una proyección

Tabla de números según tus sueños

00
Huevos
01
Agua
02
Niño
03
San Cono
04
La cama
05
Gato
06
Perro
07
Revolver
08
Incendio
09
Arroyo
10
Cañon
11
Minero
12
Soldado
13
La yeta
14
Borracho
15
Niña Bonita
16
El anillo
17
Desgracia
18
Sangre
19
Pescado
20
La Fiesta
21
Mujer
22
Loco
23
Cocinero
24
Caballo
25
Gallina
26
La Misa
27
El peine
28
El Cerro
29
San Pedro
30
SanTa Rosa
31
La Luz
32
Dinero
33
Cristo
34
La Cabeza
35
Pajarito
36
Castaña
37
Eucaliptus
38
Piedras
39
Lluvia
40
El Cura
41
El cuchillo
42
Zapatillas
43
Balcón
44
La cárcel
45
El vino
46
Tomates
47
Muerto
48
Muerto que habla
49
La carne
50
El pan
51
Serrucho
52
Madre e Hijo
53
El barco
54
La vaca
55
La música
56
La caída
57
El Jorobado
58
Ahogado
59
Las plantas
60
La virgen
61
Escopeta
62
Inundación
63
Casamiento
64
Llanto
65
El cazador
66
Lombrices
67
Mordida
68
Sobrinos
69
Vicios
70
Muerto en sueño
71
Excremento
72
Sorpresa
73
Hospital
74
Gente negra
75
Besos
76
Las llamas
77
Pierna mujer
78
Ramera
79
Ladrón
80
La bocha
81
Las flores
82
La pelea
83
Mal tiempo
84
La iglesia
85
Linterna
86
El humo
87
Piojos
88
El Papa
89
La rata
90
El miedo
91
Excusado
92
El médico
93
Enamorado
94
Cementerio
95
Anteojos
96
Marido
97
Mesa
98
Lavandera
99
Hermano

*TÉCNICAS PARA RECORDAR SUEÑOS  

Estas son las técnicas que puedes seguir antes y después de dormir para incitar la memoria de los sueños:
Técnicas para antes de dormir:
1. Meditación tibetana: Cuando te acuestes concéntrate en tu deseo de recordar los sueños. Después enfoca esa intención como si estuvieras situada detrás de tu garganta. Puedes imaginarte una esfera azul resplandeciente en la zona del cuello, e imagina que colocas en el interior de esa órbita azul tu deseo de recordar sueños. Visualiza un rato esta imagen hasta que te duermas.
2. Técnica del agua: Bebe la mitad de un vaso lleno de agua antes de acostarte y mientras la bebes, piensa concentradamente: “Esta noche recordará mis sueños”. Cuando te levantas a la mañana siguiente, si no te acuerdas de ninguna imagen onírica, bebe la otra mitad y piensa: “Recuerdo mis sueños, ahora y a lo largo del día.”
3. La técnica del tercer ojo: Coloca una taza o un cuenco con agua junto a tu cama. Justo antes de dormirte, sumerge los dedos en el agua y roza suavemente tu cuello. Luego tócate la frente con los dedos en la zona del tercer ojo. Mientras la rozas piensa con contundencia que vas a recordar tus sueños. A la mañana siguiente toca de nuevo estas dos zonas con el agua.
4. Ayuda espiritual: Relaja tu cuerpo y procura que tu columna vertebral esté recta. Tu mente debe permanecer tranquila y receptiva. Reza a Dios o pídele ayuda a tu guía de los sueños para que te facilite la memoria. Piensa que recordarás los sueños y repite esta afirmación antes de dormirte.
5. Visualización creativa: Cuando notes que empieces a dormirte, visualiza que te desiertas, miras el reloj, anotas la hora y escribes concienzudamente tus recuerdos sobre el sueño. Después, continúa con esta visualización hasta haberte despierto por la mañana y escribiendo otros sueños.
Técnicas para recordar después de dormir:
1. Darse la vuelta: Según diversas investigaciones y estudios, las personas damos la vuelta o cambiamos la postura inmediatamente después de un sueño. Se cree que ello facilita al cerebro desplazarse a un tipo distinto de onda cerebral. Si no hay forma de que recuerdes los sueños, cambia la posición corporal cuando estés en la cama ya que esto permite generar imágenes de sueño.
2. Conversación: Inmediatamente después de despertarte, cuéntale a alguien lo que recuerdes del sueño. A medida que hablas te irás acordando de más detalles, ya que permitirás que estos afloren a tu conciencia.
3. Escribir: Escribe todo lo que recuerdes hasta los detalles. Cuando no te acuerdes escribe: “No me acuerdo de mi sueño” Esta frase estimula tu recuerdo
4. Imaginación: Imagínate que es de noche y te preparas para ir a dormir, te lavas los dientes y te acuestas en la cama. Observa las imágenes y sentimientos que se te ocurren y no te olvides de dar rienda suelta a tu imaginación.
5. Garabatos: Si no te acuerdas de tu sueño, dibuja garabatos. Es una técnica que acostumbra a incitar asociaciones y despierta tu memoria.
6. Técnica del color: Trata de acordarte de qué color sentiste tu sueño y empieza a imaginarte ese color para incitar al recuerdo.
7. Coge dos almohadas. Siéntate en una de ellas y dile a la otra: “A ver, sueños ¿Por qué no venís a mi memoria?” Luego siéntate en la otra almohada y responde. Un ejemplo sería: “Porque siempre tienes tantas prisas por la mañana que nunca me da tiempo a venir.” Pasa de una almohada a otra durante ese diálogo.
8. Estado de ánimo: Con los ojos cerrados fíjate en tu estado de ánimo. Saborea ese estado como si fuera un vino de primera categoría. Sumérgete en esa emoción e increméntala. Esa técnica suele facilitarte la clave mental para recordar.


*COMO CONTROLAR LOS SUEÑOS

  
¿Nunca les ha pasado que mientras soñaban se daban cuenta de que estaban soñando? La mayoría de las personas han tenido alguna vez este tipo de experiencia espontáneamente, especialmente durante la niñez. Los sueños lúcidos son aquellos en los que el soñador cobra conciencia de estar soñando y a partir de esto interactúa (hasta el punto de tener el poder de manejar las cosas a su antojo) sabiendo que todo lo que percibe es parte de un sueño. Esto no solamente sucede, sino que es posible entrenarnos para lograrlo.
Aunque suena a utopía el control de los sueños se acepta como un hecho comprobado científicamente. Es desde 1975, cuando una serie de experimentos demostraron que era posible. Alan Worsey en Gran Bretaña y Stephen LaBerge en California, son dos investigadores que, de manera independiente, aportaron evidencia experimental sobre la existencia del sueño lúcido y aprendieron a provocar deliberadamente este fenómeno. Ambos fueron capaces de comunicarse “con el exterior” mientras dormían mediante señales previamente acordadas (tales como mover los ojos de una manera particular o respirar con mayor rapidez). Los sujetos no sólo llevaron a cabo dichas acciones sino que lo hicieron precisamente en los momentos en que el equipo electrónico señalaba que estaban soñando. De este modo demostraron que era posible actuar conscientemente mientras dormimos.

El Aprendizaje del Sueño Lúcido
I. Primer paso: Recordar los sueños
Hablando en términos generales, quienes quieren recordar sus sueños pueden hacerlo y aquellos que, por el contrario, no desean hacerlo, no suelen recordarlos. A ciertas personas les basta simplemente con tener la intención de recordar y con ser plenamente conscientes de esta intención antes de acostarse. Un modo eficaz de fortalecer esta decisión consiste en tener un diario de sueños sobre la mesa velador e ir anotando en él, apenas nos despertemos, todos los pormenores que podamos recordar de nuestro sueño. Cuantos más sueños apuntemos, más fácil nos será recordarlos. Por otra parte, la lectura de este diario puede procurarnos el beneficio adicional de ayudarnos a comprender la verdadera naturaleza de nuestros sueños y contribuir, de este modo, a reconocerlos con más facilidad en el mismo momento en que están aconteciendo.
Un método infalible para aumentar la capacidad de recordar los sueños consiste en habituarnos a preguntarnos «¿Qué es lo que he soñado?» cada vez que nos despertemos. Éste debería ser nuestro primer pensamiento cada vez que nos despertáramos, sin renunciar ante la primera tentativa sino permaneciendo totalmente inmóviles y concentrados, perseverando pacientemente en el intento hasta lograr recordar el sueño.
Como ocurre con cualquier otro proceso, el aprendizaje de la capacidad para recordar los sueños constituye un proceso, en ocasiones, lento. Debido a ello, es muy importante no desalentarnos en el caso de que las primeras tentativas no se vean coronadas por el éxito. A la larga, quien persiste en la práctica termina obteniendo resultados evidentes.
Es importante mejorar el recuerdo de los sueños porque es imposible tener un sueño lúcido sin recordarlo.
II. Inducción al Sueño Lúcido
Hay muchísimas técnicas distintas para llegar a tener sueños lúcidos. La más frecuente (y única que trato aquí) consiste en comenzar teniendo un sueño común, darse cuenta por algún motivo que se está soñando, y a partir de ese momento entrar en estado de lucidez. Este tipo de experiencia se llama DILD (Dream Induced Lucid Dreams) justamente porque comienza en un sueño. Esta es la que la mayoría de la gente, sin entrenamiento alguno, logra al menos una vez en la vida espontáneamente.
Para inducirlos el primer paso es practicar el ejercicio de recordar los sueños al despertar (tal y como explicábamos en el anterior punto). Si nos levantamos apurados por entrar en nuestras obligaciones diarias, poco éxito podemos tener en lograr sueños lúcidos. Por eso conviene despertarse poco a poco, tratar de no abrir los ojos en seguida, recordar los sueños lo mejor que podamos, con todos los detalles posibles, y anotarlos.
En la noche, antes de dormir, conviene decirse – e incluso anotar – qué es lo que uno desea hacer cuando adquiera lucidez, e ir a dormir con la intención de lograrlo. Repítete con convicción “me daré cuenta de estar soñando”. El simple hecho de desearlo es suficiente como para proporcionarnos un punto de partida.
El siguiente paso es estar siempre atentos a las señales de los sueños mediante chequeos de realidad.
III. Test de Realidad
En los sueños pasan cosas muy raras, cosas que por sentido común deberían delatarnos que estamos soñando. Pero a pesar de ello la mayoría de las veces somos incapaces de darnos cuenta. Tomamos todo como viene, creyendo que los acontecimientos más inverosímiles son verdaderos y al despertar nos preguntamos: “¿Cómo no me di cuenta de que era un sueño? ¡Era tan obvio!”
Si ante determinadas situaciones nos acostumbramos a preguntamos si estamos soñando durante el día -en la vigilia-, con el tiempo nuestro cerebro se programa también para hacerlo durante la noche -mientras efectivamente estamos soñando-. Varias veces al día conviene hacerse esta pregunta, entrenando al cerebro para hacerlo en todo momento.
El simple hecho de acostumbrarse a auto-formularse esta pregunta es un paso elemental si se desea tener sueños lúcidos. La respuesta, cuando es negativa, suele ser automática: La realidad es contundente y cuando estamos en ella sabemos darnos cuenta con facilidad de que no es un sueño. Pero por el contrario, cuando estamos en el sueño no es tan automático. El hecho de dudar sobre la respuesta, nos da una pauta de que debe ser un sueño, porque en la realidad casi siempre nos damos cuenta en seguida de que no lo es. Podemos hacer entonces, para no tener ninguna duda, alguna de las siguientes pruebas:
* Intentar atravesarnos la palma de la mano con un dedo de la otra mano.
* Intentar volar.
* Mirar con detalle las cosas, especialmente los bordes. Si son borrosos se trata de un sueño.
* Mirar el reloj, o intentar leer algo. Si las letras y números cambian es un sueño.
* Encender una luz o activar un aparato y ver si reaccionan de forma extraña.
* Atravesar con nuestra mano una pared o cuerpo sólido.
* Movilizar objetos con la mente, o hacer aparecer algo.
Estas pruebas no sólo nos ayudan a determinar que estamos en estado de sueño y no de vigilia, sino que también sirven para “convencernos” de que estamos soñando y aumentar nuestra lucidez.
Es posible que le tome al menos una o dos semanas antes de tener su primer sueño lúcido, así que no se desespere. Recuerde también que su primer sueño lúcido probablemente sea muy corto y un tanto confuso. Eventualmente sus sueños lúcidos aumentarán en duración y frecuencia, al igual que se incrementará el control que usted tiene sobre los mismos.
IV. Qué se puede hacer
Una advertencia: Se deberá tener un propósito claro para los sueños lúcidos cuando se vaya a dormir. En otras palabras, cada noche se debe considerar qué se quiere hacer cuando se tenga un sueño lúcido, y seleccionar una cosa. En el mundo onírico las posibilidades son infinitas, pero aquí tienen varías ideas de lo que podrían intentar.
* Volar
* Atravesar muros o espejos
* Movilizar objetos con la mente
* Cambiar el entorno/paisaje
* Hacer aparecer/desaparecer gente y objetos
* Resolver problemas matemáticos simples
* Leer y recordar una vez despierto lo que se leyó
* Recordar durante el sueño algo que se propuso antes de dormirse
* Metamorfosear
* Tener sexo (difícil, pues la excitación provoca el despertar)
A veces, a pesar de ser conscientes de estar soñando seremos incapaces de manejarlo a nuestro antojo. En esos casos hay varias cosas que podemos hacer para aumentar nuestro control, como dar órdenes en voz alta (“¡Que esta persona desaparezca ya!” “¡Quiero volar!”) y sobretodo tener fe. Si estamos convencidos de que podemos hacer algo, podremos: “Este es mi sueño y yo tengo el control”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada