nocopias

viernes, 27 de mayo de 2016

La feminidad sagrada y el esplendor de las rosas-RECUERDOS DE TIEMPOS ANTIGUOS:



RECUERDOS DE TIEMPOS ANTIGUOS:

La feminidad sagrada y el esplendor de las rosas

Éstos son recuerdos propios mezclados con informaciones canalizadas por las energías actuales.

Desde tiempos muy antiguos se ha honrado y celebrado la feminidad sagrada, el aspecto femenino de Dios o la Fuente/ Esencia o como cada uno sienta llamarlo. Antiguas civilizaciones que veneraban a la Diosa simbolizándola en la energía de las flores y especialmente en las rosas. Las rosas crecen según la serie de Fibonacci, en secuencias de triángulos equiláteros que generan una doble espiral en su centro. La geometría sagrada.

Cuando observas una rosa parece como que observes el infinito crecimiento de la belleza. Sientes esa rosa madura en tu mano pero su frecuencia vibratoria se expande infinitamente creciendo en espirales desde el centro. Su aroma viene de aquí.

Así, la rosa es símbolo de amor y belleza femenina y representa la feminidad sagrada representándose mayormente en múltiples tonalidades de rojo, fucsia, rosas pálidos y blancos.

En este planeta se ha honrado siempre a la Diosa a través de comunidades de mujeres, existentes en varios planos de consciencia y épocas: desde las Pléyades y constelaciones vecinas, pasando la Atlántida y Lemuria, druidesas celtas, sacerdotisas de Isis en Egipto y en Grecia y Roma, y ya a partir de allí… se fueron silenciando cada vez más, debido a la intervención de la religión patriarcal y las persecuciones inquisitorias. Pero eso no hizo desaparecer la presencia de lo sagrado femenino, solo lo silenció. Las eras de poder masculino se estaban abriendo y lo femenino quedó a un lado menospreciándose en proporciones brutales. Pintores, artistas de todos los tiempos han transmitido la feminidad sagrada en corrientes artísticas como el prerrafaelismo, el Art Nouveau, etc… coincidiendo también en épocas de mucha represión. En los años 70 surgió el movimiento Hippie… la exaltación de las flores (otra vez) y el amor libre.

Nuestra amada madre Tierra: Gaia, tiene su doble etérica: Maia en otro plano de consciencia, en otra dimensión vibracional. Desde allí siempre se ha exaltado el culto a la Diosa con la energía de las flores, danzas, creatividad, y la sutil y delicada belleza de lo femenino en forma de seres femeninos que activan la vibración de lo sagrado femenino y desde aquí, en gaia, se recibe al conectar en su frecuencia. Aquellos seres humanos, tanto hombres como mujeres, que viven en esa vibración en conexión con Maia y otros planos de consciencia de la Esencia femenina, expanden esa energía aquí, en sus trabajos, profesiones, servicios, familia, conocidos, etc…

Es curioso cómo se relaciona Maia con lo femenino aquí en la Tierra. Maia fue el nombre de la madre de Buda y la versión “Mariah/Maria” fue la madre de Jeshua y se la simboliza siempre junto a rosas. Maia, en la tradición greco-romana fue el nombre de la diosa de la primavera y da así su nombre al mes de Mayo, el mes del florecimiento. Y así más relaciones que no hace falta nombrar ahora.
Se abren ahora los libros del recuerdo para aquellos que quieran ver y recordar. Las entregas florales y bellos rituales antiguos parecen cobrar vida y van más allá, entregando flores vibratorias que sanan y aportan conciencia...

Una especial mención a la sanación de lo femenino, en la actualidad. Para esta sanación visualizad una rosa de tonalidades blanco, rosa y violeta como se posa en el segundo chakra, justo a 3 dedos debajo del ombligo, el chakra de las emociones, la sexualidad sagrada y de la creatividad. Esta rosa transmite la energía sanadora del perdón transmutando heridas físicas y/o emocionales relacionadas con lo femenino. Sentid como se funde en el cuerpo y el sutil aroma que desprende.

Agradezco estos tiempos de impresionantes recuerdos y permito que las damas de Gaia hagan que vuelen los velos de la consciencia que me cubren, velos de sedas blancas y rosas. Y animo a que os abráis a sentir el verdadero aroma de las rosas y a celebrar estos tiempos de florecimiento primaveral que despiertan la ternura y la belleza femenina. Recordad.

Gracias, gracias, gracias.
Vibrando con la Hermandad de la Rosa. Gracias Elsa Farrus Rusiñol por tu inspiración.
https://www.facebook.com/ReikiPracticesAndAscensionalWork/
Un gran abrazo,
Sonia Coll
https://www.facebook.com/sonia.collfarre
www.prithya.com

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/





3 comentarios:

  1. Gracias rosas de gaia! Somos rosas de gaia con amor...

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigas les tengo el mensaje del jardin de mirosal : Las rosas en la trancicion calman las penas ellas enjugan las lagrimas produsen ternura en el amor, son todas la reprecentacion de las mujeres que como ellas deben ser Una Rosa encarnada !!!

    ResponderEliminar