nocopias

jueves, 5 de mayo de 2016

También para ser médium se precisa adiestrar tu mente y prepararla.



LA MEDIUMNIDAD Por Antonio Cerdan-mayo 4, 2016



Todo el Universo se hace presente para sentir en el corazón, vibrar en la luz y buscar el amor.
Esta vida que todos viven es un camino para crecer abrirse y comunicarse,  escuchar y comprender.
Sientan profundamente a cada ser humano, siéntanlo de corazón, porque la vida te ofrece la oportunidad del perdón.
Esta vida es una escuela para todos crecer en la luz y esto sólo es posible si eres capaz de fundirte con la luz.
Qué maravilla tan grande poder aquí estar, gozar de este cuerpo y poder expresarte con los demás.
El Universo constantemente te llama, te invita a expresar tu corazón, a crear la comunicación y a mostrar todo lo mejor que hay en tu interior.
Cuando aquí todos nos juntamos es para ser una sola luz, abrir nuestros corazones e irradiar a la tierra esa gran luz. Porque todos los seres encarnados vienen para crecer en la luz, conectarse a los mundos divinos y manifestar la belleza que existe en lo profundo de su ser.
Ese ser, que todos conocen como espíritu, es una pequeña llama de luz que, cuando se sintoniza con nosotros, se comunica y escucha, multiplica su propia luz. Esa luz llega a todas partes, de esa forma, cada ser se ilumina, se da y la tierra participa también iluminándose, creando mucha más luz y mucha más paz.
Todos aquí están para reconocerse como hijos de la luz y en esa luz divina todos saben que son una sola luz. En el Universo divino no hay diferencias, ni religiones, ni grupos, solamente hay seres luminosos, seres de amor que ofrecen todo de corazón, para que todos puedan vivir en armonía y con amor. Esa entrega profunda, que se da de corazón, es la iluminación perfecta que hace que cada ser se funda con su propio yo interior.
¡Que belleza y que grandeza sentir, tocar la luz, comunicarse con los otros y compartir lo mejor de su propia luz!. Cuando uno lo comparte todo y lo ofrece de corazón ¡qué belleza y que grandeza!, el Universo canta con amor. Cuando uno entrega lo mejor de su alma y de todo su ser, entrega todo para que otros puedan crecer y vivir, el universo alaba las bellezas y las grandezas de ese ser.
Cuando aquí en la tierra construyen un impulso de comunidad y viven una familia verdadera y se dan como hermanos sin nada esperar el Universo alaba la grandeza de ese ser y vibra profundamente la luz por él. 
Sientan profundamente la luz que el Universo les da sin esperar vibren en la luz y no piensen  solamente en su egoísmo material. Vean a cada ser en su esencia, siéntanlos como parte de su propio ser, ábranse a comprenderlo de corazón y únanse al Universo espiritual para traer aquí la belleza y la luz en cada ser.


LA MEDIUMNIDAD

Todo el mundo quiere ser médium. Todo el mundo busca esta experiencia interior. Sin embargo no todos quieren entregarse de corazón. Cuando uno se entrega de corazón significa que eleva su propia luz y su propia vibración. Porque para se médium tu tienes que preparar para elevar tu vibración.
No sólo consiste en una buena intención, se necesita que el médium se prepare y tenga la humildad en su corazón, el deseo de servir y la obediencia al mundo espiritual que es el que aquí tiene que dar todo aquello que se precisa para la mediumnidad.
La mediumnidad es una transformación de tus cuerpos para poder integrar en ellos, o acoplar, todos los sistemas de luz, todos los sistemas espirituales que permiten que las mentes y las auras se integren en la luz, en las ondas mentales y sean traductoras y transmisoras de las corrientes divinas, de los fluidos espirituales y de los pensamientos puros.
También para ser médium se precisa adiestrar tu mente y prepararla. Precisa una disciplina interior, hábitos disciplinados, pensamientos correctos, sentimientos bellos  y elevados, la lealtad de servir y nunca dejar de servir. Es decir no se puede venir mañana y determinar que no quieres continuar, porque si tardamos un año en modificar sus cuerpos, mañana decides que no vas a venir ¿vamos a estar otro año para volver para atrás?, mejor nos aseguramos.
Pero evidentemente nosotros queremos humildad, humildad, no yo sino cristo en mí, no yo sino los ángeles en mí, no yo y mis deseos sino los seres divinos en mí, no yo sino servir. Y esa entrega de corazón es necesaria, por eso todos aquellos que comienzan un trabajo de comunicación con el mundo espiritual comienzan como médium de prueba y todos son probados. Probados porque primero tienen que aprender a mantener una estabilidad emocional, una claridad mental, un respeto a la libertad de los otros, no querer nunca poner tus deseos, ni tus pensamientos ni tus ideas a través de la boca de un médium. Mantener una vibración de paz mínima que te permita sintonizarte correctamente, abrir tu corazón y entregar lo mejor de ti para que puedan ser un buen vehículo, un buen  traductor de la luz para todos aquellos que están a tu alrededor.
Si no hay una pureza interior mínima y una autodisciplina interior mínima no es posible ser médium. Hacen falta condiciones que cada uno tiene que crear. Cuando existe esa mínima serenidad interior, esa humildad, esa vibración, esa claridad mental, esa conciencia de servicio, esa responsabilidad, ese deseo de servir. Cuando todo eso se da y no hay ningún deseo de protagonismo, de llamar la atención, podemos comenzar a transformar los cuerpos para colocar los sistemas de luz que les van a permitir ajustarse a la luz a las ondas mentales y acoplarse a diversos seres que van a pasar.
Ese acoplamiento es como un proceso fluctuante de la luz en tu interior por eso hace falta autodisciplina y saber mantener el silencio y la calma cuando no hay ningún ser a través tuyo, porque en el inicio de todo trabajo mediumnico la mediumnidad es una fluctuación, es una oscilación de la luz en tu interior, en tu mente, en tus sentimientos, porque estás en un proceso de prueba y hay que ver en medio de tu silencio, si en esos silencios que nosotros creamos, que aparece en tu mente, que aparece de tus deseos, que aparece de tus impulsos, que aparece de todo aquello que en tu mente tu estás queriendo manifestar, como está tu autocontrol, como está tu entrega y decir “yo renuncio a todo para que seáis vosotros. Como está tu humildad a ver si cuando comienzas a sentir la energía que te mueve ya te crees un dios o el santo del último momento.
Aquí todos están para servir y todos son probados, aquellos que quieren ser instrumentos de la luz espiritual.
En el mundo espiritual hay una Jerarquía de servicio, de responsabilidad y de entrega.
Si tú todavía estás con tu orgullo, con tu soberbia, que aquí no hay nadie que no tenga, pero deben tener una mínima disposición para transformarlo.
Si es muy fuerte tu deseo interior de ser médium, si es muy fuerte tu orgullo por aparecer, entonces tu bloqueas la comunicación de las ondas, por mucho que nosotros queramos ayudarte a ser médium, tú no eres consciente que estás interfiriendo en el proceso de comunicación. Si tu mental es muy fuerte, lo cual indica que tu ego es muy fuerte también porque tu ego está anclado en el mental, entonces tu constantemente estás mandando órdenes a tu mente, estás bloqueando nuestra comunicación, orgullo, intelecto, prepotencia, querer el protagonismo, querer llamar la atención, querer aparecer, son obstáculos que bloquean la comunicación.
Estamos avisando esto porque algunos piensan que porque ellos no podían ser médium, estamos avisando para que miren en su interior, porque falta la vibración, falta la humildad. Si resulta que una pequeña cosa te hace daño y te pones con tu orgullo dolorido, dolorido, dolorido estás bloqueando la comunicación y no es posible que tú llegues a un trabajo con ese dolor, con esa rabia. Aviso también para los médium que tienen que estar muy atentos, que es una autodisciplina, es un autocontrol, es un estar en sintonía. Aviso a los médium a aquellos que hemos dicho que hay que cumplir y hay cosas que todavía, de vez en cuando dejan la mano suelta.
Si hemos dicho que un médium no debe tomar alcohol, no debe fumar y tiene que mantener una disciplina meditativa todos los días, avisamos a todos los médium, porque aquellos que no lo hagan mañana les cortamos y estamos avisando parta el próximo año y para los que están que no hacen su trabajo interior meditativo.
Si estamos aquí para comunicarnos en unas frecuencias, uno debe tener una disciplina meditativa, una disciplina de lo que entra por su boca y de lo que sale por su boca. Cuidado con las palabras desequilibradas, agresivas, cuidado con los temperamentos, estamos avisando a todos queremos tranquilidad, queremos palabras adecuadas y correctas, de respeto, de calma y de comprensión de cada ser humano y mientras ustedes no sean capaces de establecer una buena comunicación con su hermano, que es lo primero que tienen que hacer en este mundo,  no pretendan llegar al infinito del Universo, al mundo divino si todavía no son capaces de crear un mínimo de paz en su corazón.
Les venimos a avisar otra vez más y avisamos para el próximo año: aquel que no tenga una disciplina diaria, vendremos aquí y le diremos “ tú a partir de hoy vas a estar un mes, tres meses, sin pasar mediunicamente” porque esto no es un juego, es una responsabilidad y aquí el que está aquí trabajando viene a servir y a prepararse. No es decir “yo ya soy médium no me preocupo, hago lo que me da la gana”. Entienden “  yo ahora me apetece y hago esto, lo transgredo  porque me da la gana y mañana me apetece lo otro y lo transgredo” disculpen pero no. Si hemos establecido que no se comen carnes rojas, que no se toma alcohol y no se fuma y que hay que hacer un trabajo de meditación estamos pidiendo la disciplina a todos los que quieran ser médium y a todos los que quieran continuar siéndolo, ¿de acuerdo?. El que aquí les habla es el responsable de este trabajo. Estoy avisando muy bien para el próximo año, después cuando vengamos y digamos tu tres meses sin trabajar porque no eres capaz de dedicar por lo menos 10 minutos a meditar todos los días y a calmarte y a perdonar a tus hermanos, a buscar comunicarte correctamente con tus hermanos, aquel que esas tres cosas mínimas; y volvemos a insistir: no fumar, no tomar carnes rojas, no beber alcohol, meditar y cuando medites todos los días perdonar a tus hermanos, revisar donde te has desequilibrado y estar tranquilo; aquel que no se prepare de esa forma vendremos y diremos, tu tres meses de descanso a tu sillita y como uno más, porque discúlpame hermano aquí es disciplina y en el mundo espiritual no se juega, aquí estamos tolerando muchas cosas pero ya no. Hablamos para los que quieran ser preparados para médium y para los que son: aquí hay disciplina y autocontrol haciendo cada uno su trabajo interior como Dios manda y sino ¡muy bien! Nosotros haremos lo que tengamos que hacer.
Aquellos que están viniendo y consideramos que tienen la disciplina vamos a comenzar a prepararles para que sientan las energías y pasen a través de ellas. Con lo cual estamos avisando, nos cuesta poco abrir canales y cerrar canales así que reflexionen muy bien en sus actitudes, sus hábitos y lo que están haciendo en el día a día.
Antonio Cerdan
http://shekinahmerkaba.ning.com

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




2 comentarios:

  1. Para ver que usted es un farsante no hace falta ser Medium.

    ResponderEliminar
  2. Aunque posiblemente no tenga intención de engañar a nadie.

    ResponderEliminar