nocopias

lunes, 16 de mayo de 2016

EL INFIERNO NO EXISTE - Jesús






EL INFIERNO NO EXISTE - Jesús



Permitir significa que no intenten estar en control del momento, de la situación, solo aceptan lo que surja y si nada surge no se preocupen por eso porque nada que surja está muy, muy cercano a la Unidad.

La Unidad es un estado de alerta, de atención, un estado en el cual ustedes observan – sus sentimientos, sus pensamientos, su ambiente, ruidos y olores, personas o cosas pasando – pero no se ligan con ninguna de ellas así que siempre están listos y conscientes de la siguiente cosa, pensamiento, sentimiento o sensación que surja en el momento d ahora, el único momento que tiene real significado.

Es un estado muy pacífico en el cual simplemente están presentes, nada más y es extremadamente sanador porque las dudas y las ansiedades no los asaltan cuando se relajan en ese estado pacífico de perfecta satisfacción, necesitando nada.

No se desalienten por el hecho que nada parece que pasa porque “lo que pasa” es de la ilusión, es una distracción de ser. La Unidad es solo ser y ser es estar abierto a la creación, estar abiertos al Amor porque su corazón entonces se expande y se llena y se rellena a sí mismo de ese espacio amoroso infinito que es todo lo que existe. No se juzguen a sí mismos y perdónense por los juicios que hayan hecho. 

Cuando son perdonados saben que están libres pero solo ustedes se pueden perdonar a sí mismos. El perdón de otros puede ser placentero, satisfactorio pero el único perdón real es el propio a ustedes mismos. Y si no se han perdonado a sí mismos en verdad no pueden perdonar a nadie más. Siempre está el “sujeto a la ofensa o herida” que intentan olvidar. No lo olvidan, solo lo almacenan lejos para posteriormente hacer referencia a eso en caso de ocurra otra ofensa o herida y llaman a esto experiencia incluso sabiduría.

El Amor siempre acepta incondicionalmente porque no tiene nada que perdonar. Si se apegan a una herida o agravio entonces el resentimiento crece y le cierran la puerta al Amor y solo pueden hacer eso dentro de la ilusión porque fuera de la ilusión, que es pequeña, solo existe el Amor. Cualquier cosa que de alguna forma esté fuera de la armonía con el Amor es irreal, no puede existir excepto dentro del estado irreal que es la ilusión.

No experimentar constantemente el Amor significa que están inmersos en la ilusión. Las ocasiones de Amor que parece que experimentan dentro de ella son incursiones breves de eso. La ilusión es como un estanque en el cual están inmersos muy por debajo de su superficie sosteniendo la respiración y del cual emergen por momentos breves para respirar en el Amor del cual depende su existencia.

El Amor es infinitamente poderoso así que una profunda respiración de su interminable abundancia les permite sumergirse en el estanque de la ilusión por periodos largos de tiempo. Y cuando lo hacen, porque es la condición humana, es muy fácil olvidarse del amor – la imagen débil del verdadero Amor que es lo que pueden experimentar como humanos – o convencerse a sí mismos que no lo necesitan porque realmente solo complica la vida, hasta la siguiente vez que necesiten tomar aire.

Olvidarse del Amor, lo cual es enterrar o negar su necesidad de eso y enfocarse en vivir, en atender su vida no es posible. Es la fuerza vital, la vida misma como la viven como humanos y por lo tanto siempre están conscientes de eso, incluso si no ponen su atención en ello. Cuando cesa o tremendamente se debilita entonces lo notan. 

Aquellos de ustedes que han tenido ECMs (Experiencias Cercanas a la Muerte) permanecen intensamente conscientes de la vida, del Amor, cuando regresan a sus cuerpos humanos y a todas las limitaciones que al parecer se les impone. Recuerden, de hecho difícilmente pueden olvidar que el miedo es un aspecto muy notable de la vida en la ilusión. Esto es porque la separación de Dios es totalmente innatural, incluso solo pensar en ello es aterrador en extremo y parece que están separados.

Pero el miedo acecha constantemente justo por debajo de su nivel de consciencia, por siempre listo a salir a la superficie para llenar y congelar su mente y alejarlos del Amor. Como la mayoría de sus expertos en la psicología humana lo confirmarán, viven diariamente con el miedo a la muerte.

¿Por qué? Porque la muerte parece ser el fin, la completa terminación de la existencia. Nadie ha regresado de la muerte para probar que no hay tal cosa y mientras que la vida puede que no sea maravillosa, perder la consciencia permanentemente no le atrae a la vasta mayoría de los humanos. Creer en la vida después de la vida puede ayudar pero no si creen que pueden enviarlos al infierno.

El único infierno que experimentarán es que ustedes creen el cual puede ser horroroso y causar gran sufrimiento pero es irreal. Una vez que se perdonen a sí mismos, estarán conscientes de que el infierno es irreal porque a través del auto perdón se abren al Amor y a la consciencia de que como hijos amados de Dios, quien es Amor infinito, son aceptados y amados por siempre y eternamente incondicionalmente. Con la llegada de esa consciencia el infierno y cualquier imagen del infierno que puede que hayan formado, se disolverán, se desmaterializarán.

Tienen su eterna e ininterrumpida existencia en la Realidad, dentro el campo infinito de Amor divino que contiene y sustenta toda la creación de Dios y afuera de la cual nada existe porque no existe el afuera. En verdad es extremadamente simple: ustedes existen, saben que sí porque están conscientes, por lo tanto siempre están en la Presencia divina.

Siendo éste caso, no hay necesidad de preocuparse o sentir ansiedad de ninguna clase y cualquier cosa que experimenten como humanos es totalmente irreal. Sin embargo, parece real mientras la mantengan enfocando su atención en eso y en la ilusión que apoya los juegos de la separación en los cuales eligieron participar.

Para liberarse de la ilusión, para desvincularse de ella, es de gran utilidad aquietar su mente, dejar ir o desligarse del casi constante pero a menudo inconsciente flujo de pensamientos que pasan por ella concerniente a su vida en la ilusión como humanos. Es generalmente un constante flujo de preocupación, ansiedad y miedo sobre su valor, su severamente limitado valor como individuo en un vasto sistema que sienten que apenas y los nota y cómo incrementar ese valor y ser notado – quizá tomando otro taller, otro seminario, otro curso, otro trabajo, otro amante, se vuelve casi un estado constante de preocupación y de preguntarse sobre qué hacer para mejorar su valor en el mercado.

Pero debido a que todos son seres divinos no pueden incrementar su valor en ninguna manera en absoluto. Dios no hace nada a medias por lo tanto su valor ya es infinito.

Su hermano que los ama, Jesús.

https://johnsmallman2.wordpress.com/2015/03/21/forgetting-love-is-not-possible/

Traducción: Gustavo T


Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada