nocopias

sábado, 7 de mayo de 2016

Kryon-La Experiencia en la Mina de Sal Sanadora

Programa de 1 hora con participación de Monika Muranyi - Dra. Amber Wolf - Anders Holte - Lee Carroll  canalizando a Kryon  a 42´.43´´



Wo y la Mina de Sal de la Espiritualidad
Introducción al programa  por Lee Carroll:
Saludos ¡y gracias por venir!
Este lugar fue creado para el silencio. Fue creado para la meditación, y durante la última década eso es todo lo que ha ocurrido en este espacio.  Y desde este momento hasta el final de este período, quiero honrar eso. De modo que no habrá más aplausos y vamos a honrar el silencio por un momento.
¿Cuán silenciosos podemos estar, solo por unos pocos momentos, cuando todo lo que hacen es respirar este aire sanador?  Por unos momentos apenas, tendrán un silencio y quietud  totales y completos, como pocos lugares en este planeta.  Guarden silencio conmigo por solo un momento.
(Pausa)
Nunca doscientas cincuenta personas han estado tan silenciosas (se ríe).  Quiero contarles un poquito sobre lo que vamos a experimentar, honrando este lugar y el motivo por el que fue creado, y a quiénes van a conocer hoy.  Esta es mi voz alemana, Silvia Autenreith; nos conocemos desde hace 15 años.  Yo soy Lee Carroll, de California, EE.UU..  Van a conocer a Monika Muranyi de Australia, conocerán a Anders Holte, de Dinamarca. Conocerán a la Dra. Amber Wolf; ella está en Alemania por primera vez, y viene de Colorado, EE.UU.  Y luego, al final, conocerán a Kryon; yo soy el canalizador original de Kryon. Y eso es el programa. Permítanme contarles una cosa antes de presentar a Monika.
Cerca de un año atrás, Monika y yo estábamos en Hawái.  Las islas de Hawái también son conocidas como Lemuria, y tuvimos una idea. Allí hay una sal sagrada que está mezclada con algo de la roca volcánica, y los chamanes la usan.  Pensamos: ¿no sería bueno enviar suficiente cantidad de esta sal así tratada, sal sagrada de Lemuria, y llevarla a Alemania,  ponerla en pequeñas bolsas, y que todos pudieran recibir una bolsita de sal?  Y esotéricamente estaríamos combinando la belleza de la sal sanadora de aquí, en Bavaria, con la sal chamánica de Lemuria, en otro lado del mundo.  Y eso es lo que ahora ustedes tienen en las manos.  Entonces, para comenzar, tendremos una pequeña ceremonia; voy a invitar a Monika, de Australia, a conducirla.
(Monika Muranyi conduce la ceremonia con la sal sagrada; luego Anders Holte conduce una entonación de sonidos que la caverna de sal devuelve en ecos.  Después Amber Wolf conduce una meditación guiada.  Y entonces Anders Holte vuelve a conducir el canto de sonidos que preparan el espacio para la canalización de Kryon.)
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Hacemos silencio por un momento. Muchos aquí no han experimentado antes esta especie de canalización.  Y aun antes de comenzar, debe haber discernimiento; discernimiento respecto a quién está hablando.  ¿Es posible que un ser humano pase a través del velo y haga esto?  Literalmente, se sale del camino y permite que entre el Espíritu con un mensaje.  Todos aquí tienen libre albedrío.  Les pedimos que disciernan la dulzura, la suavidad y el amor; que sepan que el Espíritu está enamorado de la humanidad y que esto es un mensaje real.  La voz es de mi socio, pero lo que oyen son pensamientos que provienen del Gran Sol Central.  Esta es una expresión que usamos para aludir a la energía creadora que es Dios.
Les contaré una historia breve, pero primero presentaré algo para quienes no están aquí, porque hay personas que están escuchando pero que no están presentes. En este lugar hay 250 almas; han venido a través de un túnel, en un tren,  hasta una gran caverna de sal.  Se sientan en sillas normales y respiran la sanación, el aire sanador de esta mina de sal.  Para quienes no están aquí, es difícil explicar cómo puede uno estar en una caverna y sin embargo al respirar profundamente es casi como si estuviera afuera, bajo el cielo abierto. Este lugar es fresco y hermoso, y es el escenario en que vamos a dar una parábola. Como en muchas parábolas,  vamos a usar a un personaje llamado Wo.  Él no es realmente un varón (N.T. man, hombre); podría ser de cualquiera de los dos géneros, porque en inglés Wo es un wo-man (N.T. woman, mujer). En este caso particular, lo damos como varón. El título de esta parábola es "Wo y la Mina de Sal de la Espiritualidad."
Wo era un hombre espiritual y conocía a Dios, como quienes lo rodeaban, y reverenciaba a Dios. Sentía el amor de Dios en su vida, y a través de esto, él hizo una invitación para que lo visitara un ángel.  Ahora recuerden que todo lo que sigue es una metáfora; una parábola.  Cada cosa significa algo más.  El ángel se presentó a Wo y dijo: "Tienes hoy un privilegio: puedes visitar lo que es tu alma.  Y la metáfora de esto es que vas a entrar en un túnel, y llegarás a una gran caverna, de modo que no estarás en la tierra; allí no habrá sonidos que interrumpan a tu consciencia.  Y allí, en esta mina de sal, te encontrarás con tu alma. No tendrás una reunión, sino que serás capaz de observar.  Podrás ver quién eres."
¿Por qué es en una mina de sal? dijo Wo.  Y el ángel desapareció.  Esa era su pregunta; lo supo más tarde. Se le mostró dónde estaba el túnel; caminó aproximadamente una hora, hasta llegar a una cueva bien iluminada, y en medio de esa cueva estaba su alma.  Ahora bien: no estaba activa; no iba a hablarle; se parecía más bien a una estatua, de modo que él pudiera ver quién era.  Es interesante cómo hacen las cosas los humanos. Tu alma puede mirar en cualquier dirección que quiera mirar, en tanto el ser humano es lineal, y un ser humano realmente no ve las cosas multidimensionales.  Por ejemplo, el ángel que le habló tenía la forma de una hermosa mujer,  una mujer con energía materna y la divinidad de un chamán. Ahora bien, queridos, para que ustedes sepan: los ángeles no tienen ese aspecto.  Los ángeles son como esferas multidimensionales de luz y energía que giran, traslúcidos y transparentes, maravillosos. Pero no es así como el humano los ve, porque un humano interpreta la multidimensionalidad y en su mente crea algo hermoso y seguro que sea lineal, de modo que lo pueda entender.  Wo miraba su alma, y viendo la estatua, dijo "¿Por qué tan grande? ¡Y está hecha de sal!"  La miraba, y le encontró parecido con él, porque eso era lo que él esperaba. Wo no podía ver realmente su alma.  Pero recuerden que esto es una metáfora.
Era de sal.  Era de sal porque a él le habían dicho que lo sería. A él le habían dicho que era común y ordinario como la sal.  Le dijeron que era el polvo de la Tierra, que venía del polvo y a él regresaría. Por lo tanto, él era de sal.  Wo admiraba la belleza de la estatua: estaba refinadamente tallada, hermosamente.  Casi estaba por irse cuando oyó la voz del ángel.  "Wo, es con libre albedrío que te digo esto: tienes libre albedrío para ver la verdad o no."  Y Wo dijo: "¿Quieres decir que hay algo más que sal para ver?"  Y el ángel dijo: "Eso depende de ti."
Wo miró más de cerca y vio algo que brillaba bajo la sal.  Se acercó más a mirar.  Se dio cuenta de que la sal solo era polvo de sal.  Con las manos empezó a quitar el polvo de sal, y se apartó por un momento, asustado, porque lo que vio era oro.  ¡El oro no correspondía a una mina de sal!  No era correcto, casi como un oxímoron, una contradicción, un contrasentido.  El único oro que él había visto alguna vez estaba en la iglesia, siempre representaba a Dios.  Los chamanes, los líderes, todos en su vida le habían dicho que él era de sal.  ¿Qué estaba haciendo Dios allí adentro?  "¿Quién es? ¿Tienes voz?  ¡Contesta!" Silencio total.
Quitó más polvo; trabajó un largo rato y se reveló una estatua dorada; él se paró allí asombrado.
"Ángel, si estás allí, háblame. ¿Quién es este realmente?"  Y el ángel le habló:  "Wo, ya que has formulado la pregunta, puedo contestarte.  Wo, esta es tu alma.  Es eterna, como Dios.  Es parte de Dios, y eres tú. Mírala y sonríe y siente que eres tú.  Ínflate con autoestima y reconoce que eres tú, y que nunca has sido sal.  Wo, así es como Dios te ve, como parte de la Fuente Creadora.  Wo, si miras las cosas que rodean la estatua, aún hay más que lo que pensabas.  Hay herramientas de oro junto a la estatua, y tienen nombres: larga vida, alegría, sanación, salud. "
Aquí nos detenemos, porque el oro de la estatua del alma de Wo es para siempre; nunca termina; como tu alma. No tiene comienzo, como tu alma.  Dios la ve como parte de la creación, como tu alma. La historia no tiene un final; realmente no tiene un comienzo. Y Wo admirará su alma para siempre, como te pedimos que tú lo hagas. ¿Puedes verlo de esta manera?  Cuando te vayas de este lugar, ¿serás oro o serás sal?  Esa es la pregunta del día.  Yo conozco la respuesta, porque veo el oro en todos ustedes.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada