nocopias

miércoles, 2 de marzo de 2016

Hilarion. Al abrir el canal pranico de su cuerpo las rodillas han de aceptar la transformación de su realidad diaria Canalizado por Elsa Farrus.



Hilarion. Al abrir el canal pranico de su cuerpo las rodillas han de aceptar la transformación de su realidad diaria

Las rodillas, son el sensor de nuestro enfoque al presente y la vibración del chacra base.

Las rodillas son el centro neurálgico de la flexibilidad humana.

En ellas reside la toma de tierra, y el avance energético personal de cada uno, duelen más o menos a medida que uno avanza por su contrato de vida, o se aleja de su cometido espiritual.

Estos días en concreto son la válvula de reajuste de las diferentes realidades. Al abrir el canal pranico de su cuerpo las rodillas han de aceptar la transformación de su realidad diaria

Y reajustar solo sus caminos personales, sino los tránsitos para que puedan accedes a su auténtico propósito de vida, y  realidad física.

Muchos de ustedes, llevan años muy desarraigados.

Y ello hace que estén recibiendo sobrecarga en el chacra de las rodillas al no poder trabajar a nivel de unión con Gaia, se queda toda la energía entre las rodillas y el empeine, eso hace que los dolores sean más intensos.

La rodilla, es el espejo de las emociones en el chacra raíz, y su toma de posicionamiento en la vida, y la flexibilidad  y con la facilidad para abarcar las circunstancias y, en el otro extremo, por la intolerancia ante ciertos hechos. Es la fuente de regulación del EGO, tanto en el amor a la vida hasta el amor propio llevado a la rigidez y prepotismo.

Las rodillas son parte de la extensión física del chakra raíz, por lo que representan el Yo. Cuando la energía no parte del equilibrio de la vida presente o de la realidad, porque las emociones del yo han tomado el mando. Por ellas bajan toda la energía y vibración asíncrona del chakra raíz derivada del miedo, puede crearse una incapacidad para inclinarse y ser flexible ante ciertas circunstancias normales.

El dolor en las rodillas suele estar relacionado, por tanto, con la falta de humildad, con la rigidez que nos lleva a defendernos de esa realidad en vez de llorar y buscar ayuda, con un conflicto con la autoridad. Y es el deseo incumplido de ser amado y reconocido, desean, amado y tratado bien.

Las rodillas nos muestran la guerra entre la niña interior que busca ser reconocida peor la autoridad y el padre, y la guerrera espiritual, desea no ser sometida, doblada y negada por la autoridad naciendo una resistencia emocional a la autoridad, una guerra interna entre lo que se percibe, se desea y se vive, que acaba afectando al chacra base y se somatiza a los ñadis que conectan con los internos del chacra de las rodillas y posteriormente a los tobillos y puente de los pies.

Cuando el miedo emocional, se sitúa en el chacra raíz crea rigidez muscular y después las articulaciones y los huesos, el miedo nos vacía energéticamente, y nos corta el flujo de energía, hasta paralizarnos físicamente, como estamos emocionalmente, por la guerra interna emocional. Es el núcleo la rodilla de esta auto-realidad que hemos creado imaginariamente y emocionalmente y por ello, se bloquea la realidad

El respeto hacia uno mismo, es lo que nos lleva al extremo de esa polaridad, y nos da, el mayor miedo a ser abandonado o ser desprotegido, desde el padre a todos los hombres, mujeres y relaciones de nuestra vida, por ello las lágrimas de tristeza se manifiestan en los derrames de líquido en la rodilla.

Por eso la importancia del arraigo, de descubrir el porqué de nuestro nacimiento, y para que elegimos a nuestras familias, con un guion concreto, que nos permitiera subir de conciencia al equilibrar el conflicto emocional y reto de la encarnación. 

Para poder asumir y caminar, por ello cuando estamos conscientes de la vida presente, las rodillas se calman y no somos presa del inmovilismo, ni de la desesperación. Y sobre todo, llegamos al presente sin arrepentirnos de las decisiones pasadas y sin miedo a dañarnos.

Las rodillas son el sensor del camino, si hay un exceso de miedo al futuro por  no ser capaces de enfocar el presente, por los lastres emocionales. Y la lucha entre querer y no querer, que nos corta el arraigo y nos da la rigidez

El reto de nuestras rodillas, tobillos y dolor de piernas es aceptar a los demás, en su conciencia actual, comprender su inconciencia y no tener expectativas sobre cómo nos gustaría ser amados, o reconocidos, porque ellos no hablan nuestro idioma.

Solo así podemos salir del bucle al que nos sometemos, y que nos cierra cada vez más en nuestro cuerpo. Y nos aísla de los demás, porque estamos enfocados en cómo queremos que sea la realidad y nos enoja cuando vemos que es, como es por sí mismo.

Solo podemos caminar por nuestra propia vida, y la vida solo nace del presente, por ello, nos bloquean el paso con los síntomas en las piernas, para que veamos que estamos en conflicto interno, y aun alejados de nuestra verdad.

Que el dolor por las expectativas de ser amados y reconocidos externamente; nos dominan y que el pasado pesa aun muchísimo, en nosotros.

Pd:
Este texto, nace de dos canalizaciones, con Hilarión, por la salud de un familiar y de una amiga. La comparto para todas las personas que perciben las piernas como síntoma de la ascensión, o como el reclamo de su alma para que la atienda, así que escuchemos al cuerpo que es bien sabio.

https://www.facebook.com/ReikiPracticesAndAscensionalWork?ref=hl

 Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/



https://www.facebook.com/Peluquer%C3%ADa-y-est%C3%A9tica-en-CASA-162467393832911/timeline/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada