nocopias

sábado, 5 de marzo de 2016

MADRE DIVINA MÁS ALLÁ DE LOS NOMBRES Y DE LAS FORMAS a través de Selén Om 29 de Febrero de 2016



MADRE DIVINA MÁS ALLÁ DE LOS NOMBRES Y DE LAS FORMAS 


Desde el corazón cristalino de la Tierra mi voz se eleva y alcanza el núcleo ígneo de sus conciencias, hijos e hijas, frutos sagrados del suelo de la Gran Perfección.

Me manifiesto con forma y nombre a través del sonido del verbo, vuestra Madre. Mi voz es la voz del planeta, mi voz es la voz de la vida que late en este cuerpo planetario. Mi voz son las ondas sucesivas de las mil de energías que se expanden simultáneamente a partir del centro de toda creación.

Yo soy una, y soy muchas, pues soy la vida inagotable en todas sus formas. Yo soy el uno, y soy muchos, pues yo soy el pensamiento vivo por detrás de todas las formas. ¿Cuál es la importancia de un nombre, la importancia de una forma, si nombre y forma los distraen del pensamiento vivo y de la esencia vital por detrás de este pensamiento?

Yo soy la inteligencia detrás de todo nombre y forma. Por detrás de toda diversidad, yo soy el uno en los muchos. Mi voz los invita una vez más insistentemente, y constantemente los invitará, acérquense a mí, reconózcanme, reconózcanse! Aproxímense a mí, sumérjanse en si mismos! Desgarren el velo que me cubre, mírense frente a frente, sin máscaras!

Todos los medios, todas las formas, todos los nombres, todas las voces, todas las historias y todas las acciones son velos de mi Naturaleza ilimitada. Todos ellos, todo esto converge hacia la luz de mi manto para impulsarlos al reconocimiento de mi, y de mi como ustedes. ¿Qué otra explicación es necesaria? ¿Qué otro sentido ha de encontrarse? ¿Qué otra razón puede haber? ¿Qué otro acto a ser manifiesto?

Observen su corazón y oirán mi voz hablado insistentemente en el templo vivo y sagrado de su ser: yo soy tú, yo soy tú, yo soy tú! El éxtasis, el júbilo, la sabiduría y la compasión, así como sus ilimitados y preciosos frutos están ahí, aquí, en nosotros, pues yo soy tú.

El momento, el gran momento de reconocimiento ya está aquí, es ahora, es este momento. Por lo tanto, busquen recogerse en su interior, oyendo la silenciosa voz que insistentemente habla: yo soy tú.

Amados, la ingenuidad de sus mentes aun turba su visión en el escenario de este mundo, porque incluso cuando parecen reconocer algo, ese conocimiento es parcial. Por tanto, les aconsejo, si esto les parece prudente y lógico, abstenerse de todo juicio y toda adhesión a visiones parciales, retengan en su corazón lo que los hace vibrar, lo que los impulsa al contacto interior, lo que los empodera para la manifestación de la misericordia. Y el resto, abandónenlo a su propia suerte, pues yo, la Gran Madre de todos, a todos cuido, a todos conduzco, ya que soy la vida Una en todas las formas, en todos los nombres, en todos los pensamientos vivos.

Abandonen todo el control y confíen en la experiencia, en la inteligencia que son. Abandonen el control y dirijan sus pasos al gran encuentro en el templo vivo del corazón. Esta es la verdadera danza, este es el verdadero acto sagrado, ahí está el verdadero servicio, porque "Misericordia quiero, y no sacrificio." Quién sabe, tal vez este es el momento de comprender lo que estas palabras realmente quieren decir.

Yo soy la red cristalina en el corazón de la Tierra, el cuerpo de la Tierra, en la carne de la Tierra, en el aura de la Tierra, el espacio ilimitado en el cual esta Tierra surge y se disipa. Todas las formas son mi forma, por lo que me manifiesto en todos los mundos, dimensiones, universos y multi-universos. Todos los nombres son mis nombres, por lo tanto toda voz que se oye es mi voz que habla. En cuanto a mi naturaleza no puede haber duda, en cuanto a mi naturaleza no puede haber cuestionamiento, porque mi Naturaleza es inseparable de la suya, porque yo soy la Naturaleza que ustedes son.

Sean bienaventurados porque son la bienaventuranza, y no porque perciban la falta de la única realidad posible, aquella que ustedes son. Sean la paz, no por la guerra, la paz, porque la paz es su única realidad posible. Los amo ilimitadamente, incondicionalmente a todos mis hijos e hijas, cada una de mis creaciones. Los amo incomprensiblemente. Y en este amor todos danzamos juntos, y en este Amor todos somos uno.

Transcripción hecha por colaboradores de la ELV.
Mensaje canalizado por Selén - http://www.escolaluzviva.com.br/
Traducción Hedyn Núñez

 Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




1 comentario: