nocopias

domingo, 6 de marzo de 2016

La comprensión de mí mismo es la Liberación


 


La comprensión de mí mismo es la Liberación

Todo lo que existe es “Yo Soy”, Consciencia Divina, Uno.

A partir de Mí Mismo, surge la mente y con ella la creación de la dimensión de las formas.

Cuando Yo Consciencia Una, me modulo a Mí Misma para crear el sueño de la ilusión, devengo como múltiples yoes separados.

Mientras hay mente y creación ilusoria, hay experimentación, percepción de este sueño a través de mi cuerpo físico-mental-emocional.

En la misma experimentación, soy consciente de Mí Mismo, pero en el momento en que surge el apego (identificación con el cuerpo-mente), surge el yo separado o ego. Es entonces, a partir de este apego al “yo personal” que Yo Consciencia Una me olvido de Mí Misma, deviniendo la inconsciencia.

Al haber apego al “yo separado” (yo personal, o yo como cuerpo-mente), surgen las emociones y con ellas el sufrimiento. Por tanto, es de sentido común que el mismo “yo separado” (ego) desee liberarse de tal sufrimiento y tal apego.

A partir de aquí, es cuando el “yo separado” emprende la búsqueda espiritual hacia la liberación.

¿Liberación de qué?

El “yo separado”, que es un sentido de identificación con el cuerpo-mente-emociones (ego), busca liberarse de sí mismo, de la misma identificación.

La liberación solo puede producirse cuando el mismo “yo separado” (ego) comprende que es una ilusión, una creación mental con el fin de experimentar ésta. A esto se le llama el Lila de Dios; un juego en el que la misma Consciencia Una crea a través de la mente para experimentarse a sí misma.

Todo lo que existe es una modulación de la misma Consciencia Una.

Todo lo que existe es tan solo Consciencia, adoptando múltiples formas físicas-mentales individuales para experimentarse unas con las otras.

Con esta comprensión ¿qué más buscar? ¿a dónde más ir?
¿Quién es el que está consciente de cada experiencia?

La liberación tan solo es la comprensión de que solo existes Tú, Consciencia Una, experimentándote a Tí Misma a través de la creación ilusoria de múltiples “yoes  separados” relacionándose entre sí.

Una vez comprendes esto, comprendes que no tiene sentido alguno causar sufrimiento ajeno, ya sea a otras personas, animales o naturaleza, ya que Tú Mismo eres Toda la existencia. El daño que puedas causar a otros, como “yo separado”, te lo estás causando a ti mismo (Consciencia Una).

A partir de esta comprensión, es de sentido común comprender que cuando la Consciencia Una empieza a recordarse a Sí Misma como Unidad, Totalidad, cuando hay un Despertar del sueño de la ilusión de la multiplicidad, el mundo de las formas empieza a transformarse en un mundo consciente e iluminado, pues todo lo que existe a nuestro alrededor, es una proyección mental e ilusoria, con la finalidad de Despertarme a Mí Mismo como Consciencia Una, de mi propio sueño.

Y cuando Yo Soy Despierto, mi creación deviene una proyección Despierta y Consciente, y, por tanto, todo lo que no es Despierto y Consciente, desaparece…
Tomado de: caminoaldespertar.blogspot.com

 Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada