nocopias

sábado, 19 de marzo de 2016

Tus Guías, Pensamientos Y Elecciones, Salena Migeot-04-03-2016




Tus Guías, Pensamientos Y Elecciones, 

El mundo es lo que ustedes crean mediante sus pensamientos y elecciones más que cualquier otra causa, razón, acción, evento, o circunstancia.
Muy Queridos Míos: Los queremos muchísimo y les estamos pidiendo su cooperación para mejorar el estado en que está su mundo.
Les recordamos amorosamente que ustedes son seres excepcionales que tienen un poder mucho mayor del que creen.
Esto es aplicable a cada área de su vida. Cuando ponen en práctica el saber de cuán poderosos son ustedes para efectuar un cambio positivo en sus vidas, las mejoran inmensamente, y eso repercutirá en su mundo. Su mundo está en un momento crítico.
¿Quieren dirigirse hacia un futuro más grandioso o a un mundo de mayor temor e impotencia?
Les pedimos que tengan esta pregunta en mente en todo lo que emprendan yendo adelante.
El mundo es lo que ustedes crean mediante sus pensamientos y elecciones más que cualquier otra causa, razón, acción, evento, o circunstancia.
En algún punto, todo lo existente era tan sólo un pensamiento. Cada desarrollo biológico, cada reacción química, cada invento, cada circunstancia es un pensamiento manifestado para crear algo que no existía previamente.
La raza humana cuestiona a menudo por qué Dios crearía esto o aquello, cuando en realidad son ustedes quienes han creado esas cosas que están cuestionando mediante sus pensamientos y temores colectivos, supercibida necesidad de matar o de ser matados, ya sea si se trata de un animal salvaje, un insecto, o sus semejantes humanos.
El Creador les permitió crear su propia realidad, y ustedes han creado colectivamente durante muchos milenios exactamente el mundo en el que viven.
Cuando entiendan esta verdad y se permitan empezar a crear una nueva realidad para sí mismos y su mundo, pueden y podrán crear un nuevo mundo mediante el poder de sus pensamientos, palabras y obras.
Esto requerirá mucho deshacer de parte suya, lo cual no significa que no pueda hacerse.
Lo que queremos decir con deshacer es esto: si fueran capaces de borrar ciertas cosas de su mente, de su conciencia, de su sociedad, de su mundo, ¿cuáles serían y cómo lo harían?
Empecemos con el abuso infantil. Los niños son completa y totalmente inocentes hasta que son corrompidos o viciados de alguna manera.
Ellos son seres espirituales puros nacidos en un denso caos, y hay un periodo de ajuste para que se acostumbren a la vida fuera de la matriz.
Si sus necesidades físicas y psicológicas continúan siendo satisfechas, ellos crecerán sanamente y continuarán desarrollándose volviéndose seres de gran fortaleza, incrementando constantemente su conciencia física, emocional y mental y su fortaleza.
Como sucede en la mayoría de los casos, su conexión con la Fuente decrece simultáneamente a medida que empiezan a responder cada vez más a su ambiente externo y experimentan las bajas emociones del temor y el enojo de diversas maneras.
Si quien los cuida duda de su habilidad para cuidar a este pequeño, el niño recibe esas formas de pensamiento en su campo y lo puede procesar de varios modos.
El niño podría percibir que quien lo cuida es inadecuado para cuidarlo; o que no es merecedor de ser cuidado; o no quiere crear dificultades o apuros para su cuidador, por lo que simplemente no expresa una necesidad de cualquier cosa; o que tiene derecho a que sus necesidades sean satisfechas, por lo que demanda la atención mediante las lágrimas, el enojo, u otro comportamiento indeseado que atrae la atención.
Cada uno de estos mecanismos de manejo ejerce un efecto profundo en la personalidad del niño y cómo percibe el mundo.
El niño aprende a distinguir entre quienes saben ‘cuidarlo’ y quienes no saben.
Empieza a desarrollar un sistema de respuesta a las diferentes personas que lo cuidan de diferentes modos, basado en lo que detecta de cada una de estas personas que lo cuidan via sus pensamientos, palabras, obras, y sobre todo, la energía que emiten.
Cuando los niños se sienten amados, a salvo y cuidados, prosperan.
Cuando sienten carencias aprenden a compensar por esa carencia de alguna manera.
Desarrollan mecanismos para manejar/enfrentarse a la situación y o estrategias para que sean satisfechas sus necesidades.
Si no se satisfacen sus necesidades básicas continuamente, sienten por lo general que no son merecedores y buscan constantemente nuevos modos de experimentar su valía.
Tal vez traten de ser el mejor estudiante, o de ayudar a su madre o su maestra de cualquier modo que puedan, o siendo el meior en todo lo que hacen.
O quizá se sienten tan poco merecedores que ni siquiera tratan de ser mejores que los otros niños / estudiantes.
De cualquier modo, están respondiendo a lo que el mundo les ha dado.
Cuando son abusados, ellos lo procesan de acuerdo con su experiencia de vida.
Pudieran sentirse devastados y sentir que deben de haber hecho algo para merecerlo, lo cual contribuye más a que no se sienten a salvo en el mundo, no confían en sí mismos o las personas que los cuidan o el mundo.
Pudieran sentir que la persona que los cuida no es la ‘adecuada’ y separarse de quien los abusa de todos modos posibles para salirse de la asociación con el abusador y quitarse cualquier autoresponsabilidad.
Pudieran justificar el tiempo con su abusador si eso les proporciona un sentimiento de valía – ya sea porque el abusador los eligió por encima de todos los otros niños; o porque el abusador pasa tiempo con ellos como ningún otro adulto lo hace; o porque sienten que están impidiendo que el abusador hiera a otro niño permitiendo que el abuso continúe; o porque sienten que están ayudando al abusador de alguna manera – el abusador está enfermo y ellos lo están ayudando a sentirse mejor.
En cada uno de estos escenarios el niño sostiene un cierto grado de conciencia de que lo que está pasando está mal y que ellos podrían hacer algo para detenerlo o para prevenirlo, pero a menos que se les haya enseñado qué hacer si sucede algo como esto, no dicen ni palabra, a menudo debido a que el perpetrador los ha amenazado significativamente diciéndoles que habrá consecuencias si lo cuentan.
Así que, ¿qué tiene que ver esto con el estado de su mundo? Todos están tan ocupados sobreviviendo que han olvidado cómo prosperar.
Los estamos invitando a que prosperen – a que recuerden que ustedes ya no son niños figurando cómo manejar o enfrentarse a cualquier cosa que venga a su camino.
Ustedes son los maestros de su universo. Creen [de crear] exactamente lo que quieran en su casa, su vida, su lugar de trabajo, su comunidad, su región, su país, su mundo, y su planeta.
Esto no es tan difícil como la mayoría de ustedes piensa que es mejorar sus circunstancias personales.
Una vez mejoren sus circunstancias no hay modo de evitar que esto afecte a otros.
Cuando viven a partir de su saber de que el Universo es un lugar abundante para todos – de que hay suficiente para que todos vivan en abundancia, para que prosperen en todo ámbito, y para que todas sus necesidades sean satisfechas continuamente sin excepción, tienen que dejar ir la mentalidad del ‘yo primero’ que los mantiene a todos tan débiles y necesitados colectivamente.
Creen el mundo que ustedes desean donde todos tengan alimentos, vestimenta, cobijo, asistencia médica, educación, y la habilidad para elegir de qué modo van a contribuir al mundo por todo lo que el mundo les proporciona, y crearán un gran equilibrio.
No acepten cualquier concepto que les impida crear esa realidad para todos.
En lo referente a su sistema de gobierno, ¿por qué continúan permitiendo que las cosas sigan siendo como son? ¿por qué apoyan colectivamente la pobreza y la guerra y la destrucción de la Tierra, lo cual disminuye crecientemente su calidad de vida y su salud?
Todos y cada uno de ustedes tiene el poder para crear cambios sociales masivos.
Cualquier persona o institución que les diga lo opuesto está viviendo con temor o percibe que ella se está beneficiando manteniendo el status quo.
La realidad es que nadie se beneficia cuando muchos sufren. No hay absolutamente ningún motivo para que continúe toda esa pobreza que ustedes experimentan.
La única razón por la que tantos de ustedes creen que el alojamiento, la educación, la asistencia médica universal y tantas otras cosas no son posibles es porque se les ha dicho eso a través de un sistema que está investido en mantenerlos creyendo que son insignificativos y están desfacultados/ desempoderados.
Piénsenlo, queridísimos míos, ¿acaso no tiene sentido que si todos tienen vivienda, ropa, alimentos y se les permite ir tras cualquier educación deseada, el mundo sería un mejor lugar? ¿acaso no se sentiría la gente más satisfecha? ¿más gozosa? ¿acaso no habría más tiempo para jugar, crear, celebrar, para estar en un estado de gratitud por toda la abundancia?
La única diferencia entre esa realidad y la que ustedes están experimentando es la percepción.
Si todos ustedes perciben que tienen el poder para crear un mundo mejor para todos, pueden hacerlo.
Los recursos ya están allí ¿Por qué les parece natural y correcto permitir que unos pocos sostengan la vasta mayoría de la riqueza de todos cuando hay tantos del todo que están sufriendo?
El todo puede experimentar un alto nivel de bienestar cuando los recursos se distribuyen para beneficiar a todos.
Cualquiera no tiene el derecho Divino para ir tras la riqueza y acumularla a costa de los demás, y sin embargo eso es exactamente lo que se ha permitido proliferar, y hay muy pocos de ustedes que cuestionan este sistema.
La redistribución de la riqueza no perjudica a nadie en absoluto.
Inclusive quienes sostienen la riqueza no perderían nada, exceptuando un poco de papel y unas percepciones falsas.
Ellos ganarían exponencialmente tanto como quienes no tienen nada y serían catapultados a una vida de bienestar que les ofrecería una oportunidad para expresar su gratitud de un modo que contribuya al mundo de una manera que sólo ellos pueden hacerlo.
Todos y cada uno de ustedes tiene un propósito único.
¿Cómo puede vivir uno su propósito cuando sus necesidades básicas no son satisfechas? ¿comprenden lo que les estamos diciendo, queridos míos? Su gobierno no está funcionando.
No importa en cuál país residan, si no están experimentando un bienestar como comunidad, como país, como nación, su sistema no está funcionando y es hora de un cambio masivo para todos, para el bien mayor de todos.
No se conformen con menos de los derechos humanos básicos para todos en todo el globo.
No se dejen engañar para que piensen que el proporcionar los derechos básicos humanos a todos infringiría en lo que ustedes tienen o son capaces de recibir.
Nada está más lejos de la verdad. Si todos tienen un techo sobre sus cabezas, asistencia médica y educación básica, pueden mejorar sus vidas de cualquier modo que elijan.
Si son indigentes o no pueden obtener asistencia médica, batallarán continuamente.
¿Acaso no desean ver a todos en su comunidad con alojamiento, educación y asistencia médica? ¿los perjudicaría esto de alguna manera? Más bien lo opuesto.
Mientras más se cubran las necesidades básicas de la gente, más capaces son de ir tras carreras y crearse una vida en vez de sólo vivir a costa de otros para existir.
Mientras más tengan un empleo remunerado, más tienen para gastar en cualquier bien o servicio que ustedes proporcionan. Es una situación donde todos salen ganando.
Así que, queridos míos, es hora de que se liberen de quienes abusan de ustedes.
Recobren su poder y declaren la vida que desean, no la vida que quienes abusan de ustedes les están permitiendo vivir.
Sepan que ellos los han educado desde pequeños a creer mucho de lo que ustedes creen y gran parte de ello es falso.
Cualquier sistema que promueva la carencia y desigualdad no es lo que el Creador ha querido para ustedes.
Ustedes son seres divinos teniendo una experiencia humana.
Ustedes han olvidado su Divinidad. Les recordamos que el vivir una vida divina significa que todo les es proporcionado.
No hay carencia ni sufrimiento ni deseo de ver a otros sufrir. Hay amor y todas las manifestaciones divinas del amor para todos.
Empiecen a ver que lo que no está funcionando en su vida y en el mundo que está desequilibrado, es el resultado de un abuso masivo y sistémico. Facúltense para ser su propio liberador divino.
Enfréntense al poder con la verdad y desafíen a los abusadores por lo que son y quienes son.
Creen el cambio para sí mismos y allanen el camino para que otros hagan lo mismo.
Digan en alto lo que no es aceptable en su sociedad y unan fuerzas con otros para crear un cambio más positivo, para desacreditar a quienes se aprovechan de mantenerlos creyendo que son insignificantes, separados, des-facultados, con necesidad, con temor, juzgando a sus semejantes que tal vez son menos pudientes que ustedes, y hagan lo mejor que puedan para prosperar de todas las maneras que deseen.
Imaginen la salud, prosperidad y satisfacción para todos. Hablen al respecto, créenlo al grado que les sea posible, sabiendo que incrementará y al final se propagará para todos.
Ustedes PUEDEN hacer cualquier cosa que elijan hacer – incluyendo cambiar los paradigmas de que siempre habrá hambruna y pobreza y guerra.
Eso es lo que quienes abusan de ustedes quieren que crean.
Eso es cierto solamente si ustedes permiten que sea así.
Ustedes son seres soberanos. Han sido entrenados de una manera que previene que sepan eso y que actúen a partir de su poder personal.
Los invitamos a que enseñen a sus hijos que ellos son divinos, soberanos, que no tienen que creer que la guerra, la pobreza, la enfermedad y la indigencia son inevitables.
Sus hijos tienen verdaderamente el poder para cambiar el mundo – más que ustedes y su considerable poder.
El tiempo es propicio para que recuerden su divinidad y su soberanía, y recuerden por favor las sabias palabras: “Dios ayuda a quien se ayuda.”
Sea quien fuere el que perciben como el Señor, es para el mayor bien de todos que reciban asistencia divina para romper las cadenas que los atan a las falsas creencias de la pobreza, el hambre, y la guerra.
Confíen en el bien mayor de todos, no el de unos pocos llamados las ‘élites.’
Confíen en la abundancia de una Fuente benevolente que puede y va a proveer para cubrir todas sus necesidades cuando ustedes se facultan lo suficiente para pedirlo.
Pidan a sabiendas de que el paradigma actual está severamente mal alineado, fuera de equilibrio, y pidan de una manera que abarque el saber de que ustedes son divinos, y por lo tanto son merecedores de la herencia divina de la salud, el bienestar, la unidad, la autonomía personal, y la libertad para llevar adelante su propia expresión divina en el mundo.
Pidan, sabiendo que a todos los que sean capaces de vivir vidas significativas se les ha otorgado un obsequio único para que sean capaces de compartir sus obsequios con otros.
Sepan que todos los que viven en la pobreza, la hambruna, la ignorancia y el temor son en verdad sólo una carga para la sociedad, no en el sentido que se les ha enseñado a creer sino por la falta de habilidad para ofrecer sus obsequios innatos a la totalidad.
Sepan que algunas de sus más grandiosas mentes, algunos de los más poderosos seres que han existido jamás, son ignorantes de sus propios obsequios debido al grado en que han sido abusados por sus propios sistemas actuales.
Sus obsequios yacen ocultos detrás del hambre, la indigencia, la pobreza, la falta de conciencia de que se necesita su poder en el mundo porque están sufriendo en instituciones mentales o acuartelados en alguna prisión hecha para ellos por quienes no les interesa ver sus obsequios y lo que pueden ofrecer al mundo.
Sepan que el crimen es un resultado del abuso en cada uno de los casos.
Un gran número de quienes sufren de enfermedades mentales experimentan una poderosa desconexión de lo que es debido a que saben lo que podría y debería ser, pero que no es.
Ellos son quienes podrían ser los mostradores del camino de un cambio social masivo hacia la manera correcta de vivir para todos.
En vez de eso, ellos están en prisión, drogados para someterlos, o con grandes ideas delirantes, forzados a vivir en temor y desconfianza.
Frecuentemente los síntomas que se presentan son el temor, la desconfianza, y el cuestionamiento de lo que es.
Desde nuestra perspectiva, todas ellas son unas respuestas naturales al nivel de abuso del que han sido testigos y experimentado.
La conformidad no es necesariamente la elección más saludable.
Tal vez sea una elección ‘segura’ – pero, ¿a qué precio?
Muy queridos míos, reflexionen bien sobre todo lo que les hemos comunicado aquí y pregúntense cómo pueden incrementar personalmente su propio bienestar personal, así como el de la sociedad y la conciencia de qué es lo correcto para todos.
¿Qué pueden hacer para que sucedan los cambios que desean ver en el mundo? ¿qué se imaginan que es su propósito divino? ¿qué harían para sí mismos y para otros si supieran que no pueden fracasar? ¿elegirían diferente de lo que están eligiendo actualmente? ¿cómo pueden alinear mejor lo que han elegido hasta ahora con lo que refleja su poder personal y divinidad?
Los amamos muchísimo y les otorgamos la voluntad para lograr un mayor facultamiento y soberanía.
Y así es.
El Colectivo de las Guías
Canalizado por Salena Migeot
Traductor : Gloria Mühlebach

 Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/



https://www.facebook.com/Peluquer%C3%ADa-y-est%C3%A9tica-en-CASA-162467393832911/timeline/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada